FLORA ESCULPIDA EN EL MONASTERIO DE LAS HUELGAS (BURGOS)

DSCN6245

(Las fotos que acompañan este estudio se colocarán posteriormente)

FLORA ESCULPIDA EN EL MONASTERIO DE LAS HUELGAS
BREVE GUÍA PARA EL VISITANTE

Javier Delgado Echeverría

Zaragoza, 2016

INTRODUCCIÓN
Este documento no tiene más vocación que la de aportar algunos elementos de conocimiento de un apartado concreto del riquísimo abanico de maravillas artísticas que se conservan en el Monasterio de Las Huelgas (Monasterio de Santa María La Real de Huelgas): la escultura de motivos vegetales. Estos motivos se encuentran a la vista en docenas de capiteles y ménsulas, arquivoltas y tímpanos de portadas, rosetones y claves de bóveda, así como en figuras esculpidas en sarcófagos y otros monumentos tanto de personajes de la realeza y nobleza española como de las abadesas del monasterio. Puede comprenderse que en este texto prime la utilidad de servir a las visitas guiadas sobre la exhaustividad de anotar toda obra existente en el monasterio, dejando ésta última para otra publicación.

La flora esculpida en el arte gótico tiene, aparte de su valor estrictamente artístico, un valor documental (la naturaleza observada y utilizada – cocina, cosmética, farmacopea – en aquellas épocas históricas) y un valor simbólico (los significados que tales o cuales plantas tenían en la cultura popular, en la cultura greco romana y, sobre todo, en la tradición religiosa del cristianismo).

Reparar en la ornamentación de motivo vegetal presente en el Monasterio de las Huelgas (notablemente rica, variada y de gran calidad artística), resulta una ocasión de disfrute y educación que merece la pena poner en valor ante los visitantes del monumento, a la vista de los cuales se presentan con toda su capacidad recreativa y formativa.

A continuación se proponen un total de diecisiete ubicaciones en las que los visitantes pueden admirar y aprovechar la visión de esta flora esculpida (en ocasiones acompañada con elementos de fauna) a lo largo de la visita guiada en la que recorren los lugares más relevantes del monasterio. En cada una de estas ubicaciones se sitúan e identifican tales motivos y se sugiere un posible “mensaje” implícito en su representación escultórica.

El autor de esta breve guía quiere expresar su agradecimiento a quienes le animaron a realizarla, le permitieron hacerla y le acompañaron en su preparación: a la Delegada de los Reales Patronatos Elvira Prado Alegre, a la Conservadora del monasterio de las Huelgas María Jesús Herrero (autora, además, de la Guía con cuyos textos y planos hemos orientado nuestras búsquedas), a la encargada Carmen Jabato Dehesa, a las profesoras de la Universidad de Burgos Pilar Alonso Abad y Sofía Cirmi Obón, a la encargada de la tienda Beatriz Sáiz, a los guías Isabel Díez Barreto, Vidal Postigo y Alex XXX y a los miembros del Servicio de Seguridad José Ignacio Andrés, Peter Borisov Antonov, Ana Isabel Encinas, Alfonso Ortega, Eduardo Martín, Adrián Rodríguez Laguna y Florencio Villarroel, así como a Mari Carmen, la madre hospedera del monasterio, que contribuyó especialmente a hacerle agradable su estancia en el lugar.
Para la denominación de las ubicaciones nos atenemos a la forma en que se los nombra en la Guía de la citada María Jesús Herrero Sanz y seguimos la numeración que en ella se les da.

COMPÁS DE AFUERA
1. Pórtico lateral de la iglesia (11)
2. Nave de los Caballeros (12)
3. Atrio de la iglesia (13)
4. Capilla de San Juan Bautista (10)

IGLESIA
5. Portada
6. Nave del crucero (15, 16, 17, 18)
7. Nave de Santa Catalina (19)
8. Nave central (20)
9. Nave de San Juan Evangelista (21)

CLAUSTRO DE SAN FERNANDO
10. Portada de la puerta de entrada a la iglesia por el claustro
11. Claustro (22)
12. Puerta de la Sacristía interior (25)
13. Sala Capitular (26)
14. Portada de la Capilla de la Pobreza (33)
15. Puerta de la antigua sala de labor (27)

ZONA DE LAS CLAUSTRILLAS

16. Claustro (29)
17. Capilla de la Asunción (30)
18.

0.- ENTRADA AL ESPACIO MONUMENTAL
Por la puerta del llamado Compás de Afuera

Los dos ángeles de ambos lados nos ofrecen sus libros como en aquella famosa expresión “Tolle, lege” (Toma, lee), acaso una invitación a “leer” todo cuanto veremos en adelante como líneas de un libro abierto.

1. PÓRTICO LATERAL DE LA IGLESIA (PASILLO DE LOS CABALLEROS)

La puerta de acceso a este pórtico ya nos introduce en un lenguaje que vamos a aprender a interpretar a lo largo del recorrido de la visita: el lenguaje de las plantas en el gótico, sus formas de representación y su simbolismo. Aunque las hay visibles en otros materiales -la madera de algunos cuadros, los tejidos de los tapices – nos centraremos en su representación como flora esculpida en la piedra, en la que adquiere una presencia muy especial: pues forma parte del monumento (no es transportable) de una forma inherente a todo él, siendo parte de su propia realización como conjunto arquitectónico.
En esta puerta vemos grandes hojas de cardo. Junto a ella y a su derecha, en el arco de una ventana, vemos dos figuras puede decirse que opuestas entre sí: a la izquierda, la cabeza de un hombre y a la derecha el cuerpo entero de un dragón. La arquivolta está decorada con hojas de difícil identificación.

Nada más entrar en el pórtico, a nuestra derecha, cuatro figuras humanas nos observan: dos de ellas, un cuerpo femenino rodeado de hojas y una cabeza masculina sonriente, parecen mantener algún tipo de relación, más allá de la simple coincidencia.

A lo largo de todo este pórtico o pasillo de los Caballeros veremos una buena cantidad de capiteles, ménsulas y rosetones de gran calidad artística. En los capiteles la decoración vegetal muestra unos orígenes plásticos enraizados en una época anterior al arte gótico, la románica, en la que este tipo de pórticos se realizan por toda Castilla y dejan su impronta en el arte románico local. En nuestro caso se trata de capiteles con figuras que evocan plantas como helechos, palmeras, acantos. Si miramos la flora representada en la mayoría de las ménsulas y rosetones, veremos plantas realizadas con mucha más concreción, con ese estilo naturalista ya propio del gótico en el que estuvo inmersa la segunda parte de la construcción de este monasterio. Flora, por tanto, reconocible como lo era para sus coetáneos la flora real de huertos, jardines, campos y montes. En estas ménsulas y rosetones encontramos plantas, arbustos y árboles como vid, granado (ambos con frutos), roble, arce, geranios, celidonia, ajenjo, majuelo, rosal, correhuela, diente de león, hiedra… talladas con gran realismo.

Hoy nos cuesta reconocer esas plantas esculpidas porque vivimos con la vista puesta en otras realidades y bastante alejados de la Naturaleza. Estas ménsulas y estos rosetones pueden resultarnos un estímulo para volver la vista hacia las plantas que nos rodean, hacia sus propiedades, sus usos diversos y también hacia todo un mundo simbólico que fueron adquiriendo a través de los siglos en nuestra civilización. Un ejemplo especialmente interesante lo tenemos en la reiteración de la presencia en este pórtico de las hojas de la mencionada celidonia, cuyo uso medicinal para el tratamiento de las enfermedades de los ojos puede estar en el origen de su simbolismo vinculado a la mirada, a la atención hacia el mundo e, incluso, en un ámbito religioso como en el que nos encontramos, a los sacramentos (que limpian donde el pecado manchó la capacidad de ver a Dios y sus obras). Estas hojas de celidonia nos están invitando sutilmente a abrir los ojos, a mirar y a observar: el arte presente en tantas formas en todo este monasterio de las Huelgas merece esta actitud y recompensa con creces nuestra curiosidad.
(No dejemos de observar el Agnus Dei esculpido en el rosetón cercano, no casualmente, a la puerta cegada de la capilla. Su importancia religiosa no hace falta resaltarla aquí).

2. NAVE DE LOS CABALLEROS
Vuelta la vista hacia la puerta de entrada vemos capiteles y ménsulas con ornamentación vegetal. La mayoría lo están con motivos vegetales indefinidos, propios de la estética borgoñesa (los veremos a lo largo y ancho del monasterio, pues su influencia fue muy grande). Si nos fijamos en la ménsula situada a la izquierda de la puerta de entrada, veremos la figura de una cabeza humana de cuya boca surgen los sarmientos de un rosal, motivo mucho más concreto y naturalista. Ese motivo se desarrolló en el Renacimiento hasta dar la imagen humana fitiforme: seres mitad humanos, mitad vegetales.
En los sepulcros de los caballeros, en sus tapas, vemos talladas grandes hojas de vid.

3. ATRIO DE LA IGLESIA
Una mirada hacia lo alto (sin forzar las cervicales) nos permitirá ver los capiteles que soportan los nervios de la alta gran bóveda del atrio. En ellos observamos una ornamentación con motivos vegetales indefinidos como los de los capiteles ya vistos. Se trata de un repertorio gráfico perteneciente a un repertorio muy difundido en la arquitectura gótica internacional.

Antes de girarnos hacia la portada que da entrada a la iglesia del monasterio, avanzamos un poco hasta la capilla de San Juan Bautista.

4. CAPILLA DE SAN JUAN BAUTISTA
La portada de esta capilla es una gran joya del gótico, con una ornamentación vegetal digna de los mejores templos de su época. La riqueza y la exquisita realización de su ornamentación vegetal saltan a la vista. En ella podemos distinguir las siguientes plantas: rosal, cardo, vid y arce. Entre las hojas se observan figuras de animales y de animales fantásticos. La predominante presencia del rosal (hojas y flores) hace pensar en la advocación mariana de la Orden del Cister.

5. PORTADA DE LA IGLESIA PRINCIPAL
Similar a la portada de la cercana capilla de San Juan Bautista, esta portada asume aún más las características de una portada monumental, acorde con la importancia de la iglesia. En sus arquivoltas podemos distinguir las siguientes plantas: arce, roble (con bellotas), vid, hiedra, cardo. Estas mismas plantas las encontramos en su tímpano.
El repertorio de hojas reunidas en este cuarteto: arce, roble, vid y cardo estuvo muy ampliamente difundido en el gótico internacional. Se basa en la calidad de estos árboles y arbustos, su atractivo eterno, y en su valor simbólico adquirido con el cristianismo: la vid eucarística, el roble del que se decía estuvo hecha la cruz de Jesucristo, el arce en el que se “maridaban” las vides en los campos; el cardo (por sus espinas), representando la Pasión y también la penitencia; la hiedra, símbolo de la muerte (por su toxicidad y lo mortal de su “abrazo”), de la que nos libran los demás elementos contemplados.

Podemos arriesgar ya una propuesta interpretativa sobre el águila de la izquierda de la portada y las hojas que le acompañan (a su derecha, alargadas): podría tratarse del símbolo del evangelista San Juan y de hojas de ajenjo. Juan Juan menciona el ajenjo en su Apocalipsis: una de las calamidades finales (La amargura de todas las aguas) que acaban con la vida en el planeta. No sólo aquí sino en varios lugares de este monasterio veremos hojas de acanto representadas en lugares relevantes. Puede tratarse de un “motivo”, un asunto al que prestaron atención quienes diseñaron un programa iconográfico para el monumento. Reflexionar sobre un asunto concreto de la Biblia: el libro de Job (como en el monasterio de Veruela) o sobre el Libro del Apocalipsis (como en La Oliva) no era raro en absoluto. Al contrario. Si estamos sobre una buena pista (si estas figuras: águila y ajenjo nos advierten ya de algo) , puede que un mensaje del monasterio de las Huelgas nos sea entregado a través de algunos elementos de su decoración vegetal. El mensaje está ahí, en sus piedras (y no sólo este mensaje: nunca lo hay unívoco, y menos podría ser así en un monumento tan inmenso y rico en decoración) y podríamos leerlo atendiendo precisamente a la tradición cristiana en el uso de determinadas imágenes cargadas de significado.

Por si acaso, aclaremos que esa flora esculpida que hemos identificado como hoja de ajenjo puede también ser vista como hoja de espino albar (majuelo), y en ese caso se trataría de una planta con una gran tradicional simbología mariana. Lo cual también tendría su lógica en un monasterio del Cister.

1. NAVE DEL CRUCERO (15, 16, 17, 18)
En esta magnífica nave podemos fijarnos en los elementos de ornamentación vegetal presentes en los capiteles que culminan, allá en las alturas, las altísimas columnas y en otros, más cercanos , en ménsulas laterales de las capillas: éstos tienen una calidad excepcional (no son los únicos en el monumento) que permite que pase el aire y la luz entre las hojas esculpidas; de modo que denotan la presencia de canteros de gran maestría.

Como curiosidad, si miramos arriba, a las alturas de la gran bóveda central, veremos cabezotas de gigantones observándonos. Es coincidencia (¿o se tuvieron en cuenta en su momento?) que los grandes tubos del órgano tengan pintadas cabezotas similares.

2. NAVE DE SANTA CATALINA (19)
En esta nave nos encontramos una de las joyas que guarda el monasterio: el sepulcro mural del don Fernando de la Cerda (+ 1275), hijo de Alfonso X el Sabio y frustrado heredero de la corona castellano-leonesa.

Todo este sepulcro, incluido el sarcófago, es una maravilla. Nos centramos en la flora esculpida en el muro y vemos hojas de arce, vid, roble, hiedra y ajenjo. (Respecto a éste último, reparar en que en el Calvario (de bulto redondo) está la imagen de San Juan Evangelista). No pueden haberse escogido mejor las plantas que acompañan a la escena del Calvario. Su realización es magistral: el realismo con el que se esculpieron hacen de estas hojas y frutos unos seres absolutamente reconocibles y cercanos a la realidad que representan. Si hubiese una corriente de aire, se moverían.

Sobre las figuras animales que guardan este sepulcro, la pareja de leones que lo flanquean , observar la deliciosa relación que establece el león de la derecha con un cachorro de perro.

En esta misma nave de Santa Catalina, expuesto en la pared , hay un cuadro de gran tamaño dividido en dos partes. En realidad , se trata de una puerta de retablo . En esa gran pintura pueden reconocerse buen número de plantas silvestres, algunas de valor farmacológico.

8.-NAVE CENTRAL (20)
En esta nave, a la izquierda del altar, está el sepulcro de Doña Berenguela la joven, hija de Fernando III(+1285). Es un magnífico sarcófago adornado con relieves de gran calidad. Uno, central, llama poderosamente nuestra atención: en la escena de la Adoración de los Magos, la Virgen, sedente, con el Niño en el halda, sostiene ante él una rosa. Es una escena realizada con minuciosidad y primor, en la que destacan la Virgen y el Niño, por su centralidad y por su preciosidad.

El caso es que tanto por la coincidencia en mostrar la Virgen la rosa como por las facciones de la propia Virgen, no podemos dejar de sorprendernos ante el parecido que esta imagen tiene con la famosa imagen que actualmente se muestra en la capilla de la Asunción

.

¿Es posible que hubiera alguna relación entre estas dos imágenes? ¿Se instalaron en el monasterio por las mismas fechas? ¿Hay documentación en la que Doña Berenguela aparezca como nexo común entre ellas? Son preguntas que no nos resistimos a hacer, por más que en nuestro caso sea poco menos que una temeridad.

9.- NAVE DE SAN JUAN EVANGELISTA

En esta nave no encontramos nada que llame poderosamente nuestra atención desde el punto de vista de la representación de la flora. Sólo a una buena altura observamos los capiteles con ornamentación vegetal sin especial identificación. Eso sí, realizados con la maestría con la que se tallaron y esculpieron todas las figuras en este monasterio monumental.

10.-PORTADA DE LA PUERTA DE ENTRADA A LA IGLESIA POR EL CLAUSTRO

Es en la portada de esta puerta de entrada a la iglesia por el claustro donde encontramos elementos vegetales de mucho interés, esculpidos con arte e intención.

En sus arquivoltas vemos representadas tres plantas: la vid, la hiedra y el ajenjo. En este caso importa mucho reparar en que precisamente estamos en la entrada a la iglesia por su nave dedicada a San Juan Evangelista, en cuyo texto del Apocalipsis menciona el ajenjo con graves connotaciones.

La cita del pasaje es la siguiente:
“Entonces cayó del cielo una estrella ardiendo como una antorcha. Cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales de agua. La estrella se llama Ajenjo. Un tercio del agua se volvió ajenjo y muchos hombres que lo bebieron murieron, pues se había vuelto amarga”. (Ap. 8, 10-11)

El ajenjo ya había sido mencionado en algunos pasajes del Antiguo Testamento, siempre con connotaciones negativas. Se hace en Deuteronomio 29, 17, Proverbios 5, 4, Jeremías 9, 14 y 23, 15, Oseas 10,2, Amós 5, 7 y 6, 12. Puede verse que en la mayoría de los casos se trata de textos proféticos ., en los que se contrapone el ajenjo a la salud, a la justicia, a la sinceridad… dar de beber ajenjo es el más severo de los castigos y aunque los comentaristas de estos pasajes aportan diversas opciones interpretativas todas coinciden en el carácter nefasto y terrible de su acción contra los humanos y en su función punitiva, castigadora.

De modo que junto a la hiedra (muerte) y a la vid (vida) encontramos un tercer elemento, el ajenjo (castigo), con el cual acaso se establece un trío simbólico vinculado a la idea, muy extendida en la época, de las opciones morales del individuo y su consecuencias tanto en esta vida como en la vida en el más allá. Frente a la muerte física (la hiedra) y al castigo eterno (el ajenjo) hay una vía de salvación: (la vid), el sacramento de la eucaristía, sacramento de perdón y salvación. En el ámbito más íntimo de un monasterio cisterciense no es extraño en absoluto encontrar una incitación a la reflexión sobre estas cuestiones teológicas. Utilizando, por cierto, recursos que no contradicen las disposiciones de San Bernardo sobre el uso de imágenes en los monasterios cistercienses.

En cualquier caso, es innegable que mirar esta portada interior es recibir una buena dosis de Gran Arte Gótico, una prueba más del esplendor de cuanto se ideó para este singular monasterio.

11.- CLAUSTRO (22)

En las ménsulas del muro interior, en los capiteles del muro exterior y entre los arcos de éste último vemos una notable cantidad de formas que nuestros ojos perciben como formas vegetales pero que nos resulta imposible identificar como pertenecientes a tal o cual especie. Se trata de una decoración inspirada, evidentemente, en la naturaleza pero que tan sólo extrae de ella líneas y volúmenes capaces de evocar su belleza en una nueva realización, llamémosle idealizada o estilizada, de vocación puramente ornamental. Capitel tras capitel, se va mostrando una variación de los mismos motivos, mostrados en diversos tamaños, siempre coronados por formas en las que parece estar a punto de desarrollarse la evidencia de una planta concreta.

Aparte de la belleza de estas formas podemos valorar también su exquisita realización. En el caso de las ménsulas, hay algunas realizadas de tal forma que los vanos permiten ver de un lado a otro; es decir, la piedra ha sido tallada vaciando su interior y dejándolo sin material. El resultado es similar al de un cesto de mimbre por entre cuyos tallos pasa la luz sin obstáculos. Alguna de estas ménsulas son verdaderamente ejemplares, realizadas con la increíble maestría de los mejores canteros de la época: sólo ellos sabían elegir bien la piedra, los instrumentos y cada uno de los movimientos que tenían que hacer para conseguir ese resultado final.

Algunas de estas ménsulas han sufrido desgastes o están erosionadas por el tiempo . En ellas podemos observar las interioridades del trabajo del cantero

12.- PUERTA DE LA SACRISTÍA INTERIOR (25)
En la puerta de la sacristía interior vemos fielmente representadas en su arco hojas de vid con racimos de uva y en su tímpano hojas de ajenjo. De nuevo esta pareja simbólica que tantas veces se nos presenta en este monasterio de las Huelgas. La insistencia en su presentación contradice la idea de una mera coincidencia sin intencionalidad. Se trata, creemos, de una propuesta iconográfica concreta que da sentido (uno entre otros, pero insistente) a la decoración vegetal del monasterio: la referencia a la promesa de la bendición del vino en la eucaristía y a la profecía de la maldición del ajenjo en el Apocalipsis.

13. SALA CAPITULAR (26)

En cuanto al asunto que nos ocupa, en esta Sala Capitular, elevando la vista, encontraremos bellos ejemplos de esa flora inespecífica, diríase inventada, que decora una gran parte de los diversos espacios de este monasterio. Evidencian una época distinta del gótico y una intención distinta en la ornamentación de tipo vegetal. En este caso más bien inspirada en el mundo vegetal, sin ninguna intención de reproducir las formas concretas de determinadas plantas.

Los estudios sobre la evolución de la ornamentación vegetal (españoles, franceses, ingleses) coinciden en destacar la difusión del uso de modelos, incluso “planchas”, materiales muy deseables en el oficio de la cantería y que se propagaban conforme los diversos maestros canteros accedían a tales o cuales obras de mayor importancia. En ellas sus compañeros entraban en conocimiento de tales materiales y por su parte (si conseguían permiso) las llevaban a otras obras más allá del primer círculo de influencia. Generalmente, de las grandes catedrales góticas francesas llegaron estas formas a los capiteles de monumentos como este monasterio en el que nada ha dejado de diseñarse con maestría y primor.

Tras admirar las entretenidas formas de los capiteles del claustro, nos sorprende mucho el rigor de la austeridad con que se nos presenta esta Sala Capitular, cerebro y corazón de cualquier monasterio. Evidentemente, se prefirió la estricta norma cisterciense y sólo las maravillosas vidrieras aportan una visión más dulcificada del lugar. Desde luego, en esta sala, esas discretas formas de inspiración vegetal de sus ménsulas y capiteles contribuyen con su ornato a destacar la elegancia de un espacio tan singular del monasterio.

14. PORTADA DE LA CAPILLA DE LA POBREZA (33)

Esta sencilla portada nos ofrece a su alrededor un conjunto de imágenes vegetales muy interesantes.
En un lateral, a partir del rincón derecho de la portada, vemos, de izquierda a derecha, tres ménsulas en las que se distinguen: hojas y frutos de cardo, hojas y frutos de granadas entreabiertas, hojas y frutos de vid.

Cardo

Granada

Vid (arriba)

Estos tres vegetales aquí representados tienen una larga historia como símbolos de tres realidades o ideas: el cardo es símbolo de la penitencia (también de la Pasíón), la granada es símbolo de la Iglesia y la vid es símbolo de la Eucaristía (o de Jesucristo). Su disposición es típica del arte cisterciense, en el que no se pretende relatar historias (siguiendo la norma de San Bernardo, para no distraer de la oración ), de manera que su yuxtaposición hace las veces de una sintáxis más compleja. Puede leerse el trío como una frase del tipo: “Mediante la penitencia en el seno de la Iglesia se alcanza la unión eucarística con Jesucristo”, lo cual lo indicamos como sugerencia y sin ningún tipo de obstinación “lectora”. En cualquier caso, se trata de tres importantes imágenes con una gran carga simbólica en el ámbito del cristianismo.

No nos resistimos a mencionar las cuatro cabezas masculinas que se nos muestran en el centro de la portada (en esa ménsula aérea), cuatro cabezas se diría que orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Tal como las observamos, a la izquierda está el Norte, a la derecha el Sur, la de delante mira hacia el Oeste y la de detrás hacia el Este. Nada (o casi nada) en la ornamentación de este monasterio está como está y donde está sin un sentido concreto o sin ningún sentido. Sólo nos atrevemos a proponer una llamada a la necesidad de la orientación en cada momento de nuestras vidas, vidas que se veían en este ámbito como caminos hacia la Eternidad, hacia Dios. La certera orientación de nuestros actos cobraba una importancia fundamental.

En cuanto a la figura de la ménsula de la izquierda, no podemos sino confesar que no acertamos a reconocer de qué se trata. En cualquier caso, su estudio (eso sí que creemos poder asegurar) se sale del marco de este trabajo, que quiere ser una aportación sobre la flora esculpida.

15. PUERTA DE LA ANTIGUA SALA DE LABOR (27)

En los capiteles del lado derecho se esculpieron unas formas vegetales que, lo reconocemos, no conseguimos identificar. Hojas y frutos parecen remitir concretamente a una especie, pero nuestros ojos, al menos, no dan con ella. En los capiteles del lado izquierdo está claro que no se pretendió representar ninguna planta en particular. En muchos repertorios se denomina a estas figuras “pomas” (por la rotundidad de sus “frutos”) pero eso es como no decir nada en cuanto a una identificación botánica. ¿Se corresponde la indefinición de las formas vegetales del lado derecho a la evidente falta de identidad botánica del lado izquierdo? Eso sería una salida fácil, que no nos permitimos aceptar. Sí nuestra dificultad, por ahora, para dar cuenta de esos capiteles tan magníficamente esculpidos.

ZONA DE LAS CLAUSTRILLAS

16. CLAUSTRO (29)
Los capiteles de este maravilloso claustro son una sinfonía con variaciones de tema vegetal más o menos identificable con helechos, palmas, acantos… junto a laceríos y figuraciones de muy antigua raigambre oriental . Se suele aludir al famoso claustro de Silos como referente y ciertamente parece oportuno aquí sugerir una visita a ese venerable espacio monacal lleno de un encanto que en nuestras claustrillas adquiere su propia identidad.

Uno de los elementos en los que fijarse es en los efectos de la luz en estas estilizadas figuras, efecto cambiante a lo largo del día, tan inaprensible como inefable la sensación que nos produce a través del sentido de la vista y que toca fibras íntimas de nuestra sensibilidad. La luz entra entre los trazos de las hojas, dotándolas de un notable relieve y, con sus transiciones a lo largo del día, de una curiosa vivacidad. Este uso de la luz, este tenerla en cuenta a la hora de ornamentar los capiteles de un claustro denota una maestría singular.

En los rincones (excepto en uno, que se ha perdido) hay también esculpidas formas vegetales . No queremos abusar de la referencia, pero es imposible no hacer notar que en uno de sus rincones hay esculpidas hojas de ajenjo. Pensamos que no puede ser casualidad, mucho menos tratándose de una de las partes más antiguas conservadas del monasterio.

De los materiales recogidos en sus galerías, nos parece interesante hacer reparar en dos laudas sepulcrales de dos abadesas: en una de ellas se eligió el Agnus Dei para ornar su báculo mientras que en otro se eligió una rosa. Dos simbolismos complementarios (Jesucristo y su Madre), acaso correspondientes a dos advocaciones personales de las abadesas enterradas bajo esas antiguas losas.

17. CAPILLA DE LA ASUNCIÓN (30)

En esta muy importante y curiosa capilla de la Asunción vemos expuesta la figura de una virgen de piedra de un estilo gótico de principio del siglo XIV, de impresionante belleza: todo en ella y en el niño es de una naturalidad sorprendente y tanto los pliegues (tan verosímiles) de sus vestiduras como el gesto en movimiento de ambas figuras nos cautivan. Asistimos a una escena íntima y sencilla captada con una generosa capacidad artística.
Destacamos dos elementos a tener en cuenta mientras admiramos esta
imagen:

Por una parte, su semejanza con la Virgen de la rosa que vimos en el frontal de Doña Berenguela en la nave central de la iglesia.

Por otra parte, y para terminar, la importancia simbólica de la flor que la Virgen muestra al niño: la rosa, símbolo mariano por excelencia, no por casualidad exhibido aquí, en una de las estancias especiales de un monasterio cisterciense. En las Huelgas, junto a todos los monasterios cistercienses el mundo, se rinde un culto muy especial a la Virgen María. En este monasterio, al final de la hora de Completas, el rezo universal de la Salve tiene un impacto muy particular en quienes comparten esa oración.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:
BALLESTEROS GAIBROIS, Manuel: El Real monasterio de las Huelgas. Artículos publicados en “El Diario Vasco”. San Sebastián, Navarro y del Teso, 1938. Publicaciones de “El Diario vasco”, núm. 2, julio de 1938.
CASTRO GARRIDO, Araceli y José Manuel Lizoain Garrido: Documentación del monasterio de las Huelgas de Burgos (1284-1306). Burgos, J.M. Garrido Garrido, 1987. Fuentes Medievales Castellano-Leonesas, 33.
HERRERO SANZ, María Jesús: Santa María la Real de Huelgas. Burgos. Madrid, Patrimonio Nacional, 2016.
RODRÍGUEZ LÓPEZ, Amancio: El Real Monasterio de las Huelgas de Burgos y El Hospital del Rey (Apuntes para su historia y colección diplomática con ellos relacionada). Burgos, Imp. Y Libr. Del Centro Católico, 1907. Reimpresión Valladolid, Maxtor, 2011.
VESTIDURAS RICAS. El real monasterio de las Huelgas y su época 1270-1340. [Catálogo de la exposición] Del 16 de marzo al 19 de junio de 2005. Patrimonio Nacional, 2005.

ACADEMIA (I: AFILAN PUÑALES)

ACADEMIA (I: AFILAN PUÑALES)

20170112_181516

Hay mañanas que desearíamos que no hubieran existido. Aunque hiciera buen tiempo y todo pareciera indicar que se cumplía una gran ilusión. O precisamente por eso. Pasarán los años y sabremos que aquella mañana fue la primera de una serie interminable de mañanas producto de una decisión equivocada. La mañana del cuatro de abril de mil novecientos setenta fue para Antonio una de esas inolvidables mañanas. Una mañana fatal.

Pero aún no sabemos hasta qué punto lo fue para Antonio. Todavía no lo sabe ni él.

1

Acudió a esa fiesta escolar por puro no tener nada mejor que hacer que observar a unos niños haciendo sus gracias. La profesora de los niños era su amiga o, más precisamente, la mujer de su amigo, un amigo reciente con quien quería estrechar su amistad, así que ahí estaba, viendo el ir y venir alborotado de las criaturas en el escenario, cuando llegó su amigo y se sentó a su lado. Intercambiaron en silencio varias miradas hasta que ambos pensaron que ya se lo habían dicho todo sobre el espectáculo. Cuando acabó aquello, aplaudieron, su amigo incluso gritó un alegre ¡Bravo! que reanimó los aplausos, salieron de la sala, encendieron sus cigarrillos y entretuvieron la espera comentando cualquier cosa. Todo menos esperar callados uno junto al otro y, por supuesto, comentar lo que acababan de ver, ambos se sintieron elegantes evitando el asunto y, al fin y al cabo, tenían muchas otras cosas mucho más interesantes de qué hablar.

Precisamente su amistad había nacido al darse cuenta de lo mucho que les interesaba lo que se decían sobre muchas cosas. Antonio era bastante más joven que su amigo y, no sólo por eso, pero por eso también, reconocía en él una superioridad que el otro aceptaba muy naturalmente, no sólo por saberse más sabio, también estaba la cuestión de la diferencia de edad, pero sobre todo por eso. En realidad, su amistad no nació lo que se dice muy naturalmente.

Manuel. Así se llamaba el nuevo amigo de Antonio. Aún no había confianza como para que Antonio le llamase Manolo ni Manolo, ya no Manuel, le llamase Toño, pronto llegarían esas familiaridades, de hombre a hombre, no se trata de otra cosa: nada más que lo acostumbrado entre manueles y antonios españoles que hacen amistad, esta historia no tiene mucho que ver con preferencias sexuales no, al menos, con las de Toño y Manolo y, sin embargo, siempre podrá decirse que en el fondo, en el fondo del fondo de todo lo que vino después, estuvo latente la historia de una pasión no correspondida: la de Antonio por Manuel. De hecho, como más adelante se verá, habrá quien hable en esos términos de su amistad.

Aquella mañana Toño tenía diez y ocho años y Manolo diez más, distancia más que suficiente como para que Manolo no viera en Toño sino a un joven de la edad de sus propios alumnos de la Academia, un joven principiante, por lo cual, precisamente, habría comenzado a frecuentar su trato: jóvenes como Toño era lo que necesitaban en la institución si querían renovarse, ponerse al día, enlazar con la nueva realidad, y sí querían, más que querer, tenían la necesidad imperiosa de hacerlo: estaban quedándose peligrosamente al margen. Así que la consigna era: ¡Sangre nueva para la Academia! La voz de Don Víctor, el director.

Por las venas de Toño, era evidente, corría sangre joven, a por él, pues. Don Víctor lo había formulado con diáfana claridad: O ustedes atraen nuevos profesores a la Academia o la Academia se nos va al garete, punto final, cierre, todo el mundo a la calle. No eran tiempos para dar saltos en el vacío, Manuel, por su parte, desde luego, se lo tomó muy en serio, MiMina, su mujer, también.

MiMina era Fermina en el Documento Nacional de Identidad, Mina para los amigos y MiMina en la intimidad. MiMina tiene unos ojos verdes capaces de acariciar como una lengua y de cortar como un estilete. ¡Ojo, pues, con Mina! Manuel amaba intensamente a esa mujer que le había sacado de una juventud oscura para lanzarlo a la luz.

Manuel, buen estudiante pero mal organizador de su vida, encontró en MiMina la mano que le guió, ella también había sido una excelente estudiante, pero además no había perdido ni un minuto de tiempo a la hora de buscar una salida profesional, su meta prioritaria en la vida era ser una persona económicamente independiente y antes de tener el título universitario ya estaba dando clases en aquella Academia en la que pronto entraría, de su mano, su entonces novio Manuel, su boda tuvo un preámbulo en la sala de profesores y en ella también ofrecieron un sencillo piscolabis (que algunos acabaron con mucha psicobilis) a la vuelta de su viaje de novios, Manuel y ella, titulados y casados, eran dos de las mejores jóvenes cabezas de un claustro que con ellos había dado un paso hacia la renovación, los años pasan y lo que fue renovado tenía que serlo una vez más, por ejemplo, con Antonio. Mina podía estar hablando mucho tiempo de seguido, así.

Antonio estudiaba Derecho y tenía veleidades artísticas, por eso conoció a Mina y a Manuel, que acudían a la tertulia literaria más antigua de la ciudad. Antonio llegó a la tertulia por sus propios pasos: eso pareció a todo el mundo un tanto a su favor, pese a que hubiera quien desconfiara, precisamente por eso, de sus intenciones: no eran tiempos para confiar en nadie, muy especialmente a Don Víctor eso le parecía, que también se dejaba caer por la tertulia muy de tanto en tanto, feliz coincidencia: Don Víctor estaba el día que Antonio eligió para ir por primera vez.

Don Víctor no solía dar a entender directamente su interés por nadie. Observaba y tomaba sus notas mentalmente, lo que vio y escuchó en Antonio le pareció excelente, así se lo hizo saber a Mina, en la que confiaba mucho más que en su marido para las tareas de captación. Pocos días después de aquel primer encuentro les hizo saber a los dos: por no herir innecesariamente susceptibilidades; apreciaba a Manuel, que tenían como nueva misión atraer a ese joven estudiante a la Academia ¡era urgente sustituir a más de un viejo profesor!

Ignorante de lo que se tramaba a sus juveniles espaldas, Antonio creyó que a Mina le habían gustado los versos que se atrevió a entregarles, Más de lo mismo de toda esa escritura adolescente, fue la rápida sentencia que Manuel dictó, ¡Pero qué esperabas! Hay que ser comprensivos con la juventud que empieza, él no lo era tanto, casi nada. Manuel había publicado un brevísimo texto sobre algunas partidas históricas de ajedrez, un comentario lleno de agudeza y erudición que Antonio leyó ávidamente, con la mano derecha moviendo las piezas en su tablero de bolsillo a medida que iba encontrando sentidos ocultos en aquellas posiciones, ocultos antes, al menos, para él, aquel librito de curioso título, “Contribución a la crítica de la economía ajedrecística, I. Crítica de la crítica teórica”, llamó tan poderosamente su atención que quiso saber enseguida si la segunda parte, o todas las partes que continuaran aquella primera, había sido ya concebida en la mente de su ya admirado Manuel.

El colmo de su dicha fue recibir, durante una tarde cargada de innumerables tazas de buen café, toda una demostración concreta de la crítica práctica a la que Manuel sometía a un puñado de partidas hasta entonces consideradas poco menos que inmejorables. A su alrededor bullían los jugadores de los futbolines y bailaban su silencioso ballet los jugadores de billar, junto a su mesa, en otras mesas, otras parejas concentraban su atención en ardientes tableros de ajedrez, pero en ningún rincón de aquel local había una voz como la de Manuel, grave y cadenciosa, que desgranara una tras otra certeras refutaciones a los movimientos de grandes figuras, es cierto que del estudio de las partidas de un joven norteamericano, Bobby Fischer, y de los propios comentarios de aquel ascendente genio del ajedrez, podían sacarse conclusiones muy similares a las que Manuel ofrecía, pero eso no quitaba nada a la solidez y clarividencia de su argumentación, cualquier aficionado valoraría muy positivamente una lección como la que, gratis et amore, recibía esa tarde de los propios labios de quien, fuera como fuera, sabía expresar especialmente bien lo que otros apenas balbuceaban.

A Manuel le costó cierto esfuerzo mantener esa tarde el nivel de sus argumentos y la cadencia obligada por la exactitud, pero estaba en juego no sólo su recién adquirido prestigio ante su joven amigo sino el éxito de su misión y recordar eso le molestaba: le hacía sentir en sus actos aparentemente gratuitos una impureza difícil de soslayar, ya sabía Don Víctor que al encomendarle, aunque fuera por no hacerle de menos, esa tarea estaba forzando el talante más bien retraído de Manuel, en cualquier caso, la tarde estuvo llena de buenos momentos y cuando Antonio le confesó emocionado su admiración por aquel movimiento de caballo aparentemente inútil, 11. Cb5!, de Bronstein en su partida tercera contra Keres en el Interzonal de Góteborg de 1955, aquella obra de arte, ambos supieron que algo importante les unía, y no sólo al tablero de ajedrez.

Mina no pudo sino sentirse asombrada por el entusiasmo que su marido puso en aquel acercamiento a un posible nuevo profesor. ¿Signo de los tiempos? Posiblemente Manuel comprendía, él mismo, por razones propias, la necesidad de conectar con gente de la siguiente generación, ella lo veía desde otro ángulo, como a ella le gustaba expresarlo: si tenía que entrar gente nueva, al menos que lo hicieran por medio de ella y de Manuel, eso les colocaría en un buen lugar ante futuras incidencias, que las habría, menuda era ella para calcular.

Y no lo decía porque fuera profesora de Cálculo, así, con ese título exacto y antiguo, eso de Matemáticas, Aritmética, Geometría, Álgebra…mucho mejor Cálculo, aunque no lo vieran así, desde luego no al principio, los demás profesores de la Academia. con que le pareciera bien a Don Víctor bastaba, y le parecía bien, en realidad, le importaba un pito, los ojos verdes de aquella mujer, eso, sus ojos cuando aún era todavía más joven, le decían que mejor darle la razón en todo lo que no fuera importante para tener así alguna fuerza cuando el asunto requiriera verdaderamente su atención, de modo que Profesora, ¡ah!: rectificación: con Pe mayúscula de …Profesora, de Cálculo, con C mayúscula de Culo, el culo de la joven Profesora también era un argumento, inconfesable: sobre todo por parte de Mina, tenerlo muy en cuenta, nunca se podía saber.

En la Academia no había con quien compartir su pasión por el Ajedrez, su pasión profunda, quién jugaba, quién no jugaba, en el despacho de Don Víctor, siempre un tablero con las piezas preparadas: pura decoración; trabajo para las mujeres de la limpieza: ¿o jugaban ellas?, pero ajedrez, lo que se dice ajedrez, nada de nada, una partida de ajedrez no es Ajedrez, Manuel se lo callaba, no era cuestión de molestar a nadie, ni mucho menos de significarse, bastante tenía con ser el Profesor de Filosofía. Lógica, mucha Lógica, otro tipo de Cálculo, otra historia del Cálculo, de Pitágoras para acá, choteos en los pasillos, entre dos cigarros. ¡Filosofía y Cálculo! ¡Vaya pareja de dos!

Manuel se alegró mucho: Antonio y el Ajedrez, ya eran tres. El chico se lo dijo un poco avergonzado, como si se refiriera a un trío amoroso…Lo digo por el Ajedrez, nosotros dos y el Ajedrez, Manuel, entonces, cayó en la cuenta de que Antonio había pensado que él podía pensar que se estuviese refiriendo a Mina: Antonio, Mina y Manuel, a la larga, sería ese otro trío el que sobreviviría, pero esa mañana no lo podían saber.

La mañana que, propiamente, se conocieron Antonio y él, cuando Manuel comenzó a llevar la conversación hacia el puerto al que quería que llegaran, era, ya se ha dicho, una mañana de primavera; más concretamente, una mañana de abril, el cuatro, era domingo, lo recuerdan ambos, ¡pues sí!.

Hacía ya meses que Don Víctor les había confiado la misión de atraer a ese muchacho a la Academia, hacer de él un profesor, miembro de su profesorado, savia nueva, Tú siempre serás sabia y siempre nueva, no lo digo por eso, en esta novela nadie hace ni dice las cosas por lo que parece a primera vista, se ha de tener en cuenta. Casi acababa de comenzar el curso. ¡Acababa de comenzar! ¿No puede decirlo con una expresión menos vulgar?, pero no hay que corregir a Mina, ya no: acaso se trate de una trampa de las suyas, caes cuando crees que vas a corregir. Tardó en llegar la ocasión, la cogieron por los pelos, como suele ocurrir. ¡Y eso que la pintan calva! ¿Por qué remacha MiMina ese clavo?, el ya había insinuado… ¿no era mejor dejarlo así?, pero no cae, tampoco en esa ocasión, en la trampa de corregir.

La película, como todas las de su director, interesantísima. ¿Y quién más te gusta a ti? ¿Ah, sí? ¿Y Godard? ¿Qué tal este y el otro, ¿y? ¿y? ¿y? Mina y su ametralladora!, Metralleta, le llamaban sus alumnas algo peor pero no estaba enterada, ya nos enteraremos, ¿o no?, en cualquier caso, al fin y al cabo, la ocasión, esa noche tomaron café juntos, ellos tres, sin el Ajedrez, aún no habían surgido tales confidencias.

Don Víctor tenía una visión de conjunto sobre el futuro y el pasado de la Academia: todos los detalles formaban parte de su panavisión, Don Víctor era panóptico por formación y por convicción, años al frente de la Academia, se decía que desde muy joven, le habían dejado un poso más brujo que los del café: podía ver lo que ya no existía y lo que aún no existía con la misma claridad con la que los demás, no todos, veían lo que estaba existiendo en ese momento y sólo en ese momento, Antonio era un ejemplo de su clarividencia, a él, siempre tan suyo, le gustaba más decir clarivisión, Lo de videncia es menos científico, lo mío no es cosa de brujería, etc.: Ese chico es profesor de la Academia antes de darse cuenta él mismo de que lo es, había, por eso mismo, que ir directamente a por él.

Antonio, mientras estudiaba segundo curso de Derecho se daba tiempo para ir pensando en qué invertiría más adelante el título, no tenía claro a qué derecho dedicar su vida, ni si hacerlo, realmente: todo el mundo tiene malos ratos a lo largo de la carrera, Penal, Mercantil, Administrativo, Laboral no: el padre de un amigo suyo actuaba en los tribunales de parte de la patronal, aquel mundo era un huevo podrido, cuestión de dinero, por supuesto, quienes defendían a obreros ni tenían ni tendrían nunca dinero, ¡No defiendas a esgarramantas o acabarás como ellos!, y el dinero es necesario para vivir, quienes tenemos un título…una carrera… Mientras estudiaba, no mucho, podía dedicarse a leer y a ir al cine: lo que le gustaba y al Ajedrez y a pasear por el parque y a la orilla del canal, de más joven tuvo una bicicleta, en su pueblo muchos hombres montaban y desmontaban bicicletasde camino a las huertas o de vuelta, en la ciudad ni pensarlo, daría vergüenza, niquiera dijo nunca a nadie que montase en bicicleta por su pueblo, ni siquiera dijo que sus padres vivían en un pueblo: ahí le dolía, vaya usted a saber por qué, no iremos, aún no.

En su curso tenía unos pocos amigos: Paco, del instituto y Andrés del Preu que lo hicieron juntos la segunda vez en una academia, nada que ver con la Academia, sólo han salido dos, tenía dos amigos y algunos más o menos amigos, con Paco, ahora, compartía piso, habían buscado un tercero pero no salía, una chica se ofreció, pero eso era demasiado…la chica tenía novia: Seremos cuatro, no tres, tenía razón, ¿quién?, los dos pensaron lo mismo. Su piso estaba cerca de la Facultad y lejos de casi todo lo demás, excepto de una tienda de ultramarinos muy bien surtida y de un bar con teléfono, era un piso barato, nuevo, limpio y barato, a sus padres les pareció muy bien, Dentro de la circunstancia…, la circunstancia era que, ya tan joven, su hijo viviera tan libremente con otro de su edad en un piso, al colegio mayor, ¡ni de coña!, no hacía falta hablar mal, para hacerse respetar por su padre tal vez sí.

Era un tostón estudiar Derecho, pero, si no, ¿qué?, hay está la pregunta y a sus padres nunca les confesaría sus dudas, tenía derecho a vivir su vida y a vivirla bien, su madre, por otra parte, como siempre, muy contenta con él, Secretario del Ayuntamiento…¡Registrador!, si su padre supiera. Paco hacía Medicina, ¡vaya una carrera también!, el hermano mayor de Paco estudió Peritos, perito mecánico, un taller, ¿cuándo tendría su propio taller? A Paco no le daba miedo la sangre, ¡nada de nada!, mejor para él. El Código Civil tampoco era como para tirar cohetes. ¿Sabes lo que te digo? ¡Que nos cambiamos y nos vamos a comer!

Ir a comer era comer fuera de casa, en un restaurante, por llamarlo así, la cosa estaba en el centro: iban putas entradas en años, La dueña es puta, te lo digo yo, barrenderos, ciegos de los cupones y estudiantes, grasa, humo, el telediario a todo meter. Empujones, Lo hace adrede, para rozarse el…. por ese precio, ¿qué iban a pedir? Después de comer, lo ahorrado, pero de lo gastado de más: en casa salía mucho más barato, pero así son las cuentas, era para las entradas de cine, a esas horas, cuando mejor, arte y ensayo del reestreno, ¡cine histórico, tú!
Paco tenía novia, ella no contaba para las cosas del piso (acudía, por supuesto, a follar con Paco), pero él desayunaba todas las mañanas con su novia en un bar del centro, ella pagaba, Mis padres no lo van a notar. ¡Robinhooda que es una! ¡Y yo el gran Yudini! Se escribe Houdini, en la Wikipedia cualquiera lo puede ver, pero Paco lo grita como si lo escribiese así, entre el momento de la Robinhooda y el momento del gran Yudini pasaban algunas horas a veces, afortunadamente pocas, algunos días, cada uno tenía sus razones para la interjección.

Antonio no, es decir, no a quien lanzársela, la interjección, no abiertamente: fantasías todo el mundo las tiene, también él, ¡ya quisiera!, por eso aquellos ojos verdes y el culo, tampoco para él un secreto, el culo aquel de Mina mientras tomaban un café después del cine, al irse a los lavabos se fijó, ya no podía más, luego iría también él, la noche que se encontraron como si se encontrasen por casualidad…No es que hubiesen ido a ese cine precisamente buscándolo, pero desde que lo vieron sentarse en su butaca con los otros dos, Pareja del otro, ¡te lo digo yo!, supieron que una ocasión como aquella, ¡De película!, sonrieron, no se daría fácilmente otra vez, a la salida, Mina bordó su abordaje, la pareja se esfumó enseguida, ¿un café?, Antonio se sintió muy alagado, alargaría esa sensación.

Lo del ajedrez no era ningún secreto, aquella noche, sin embargo, no hablaron de ajedrez, no hablaron de nada, de qué hablaban mientras escuchaban otras palabras, el murmullo escondido de cada cerebro poniendo sus ruedas a girar deprisa. Porque había prisa, ya escuchaste a Don Víctor, la Metralleta pisa el pie de su esposo por si le hace falta el acelerador, lo que falta es volante, carretera, por dónde demonios ir a la Academia, quedar a la puerta, mostrársela, Dile que hay un buen trabajo esperándole, Calla un poco y espera, ¡Pero si ya es hora!, ¡Nos va a oír! Antonio vuelve con las vueltas, en la barra parece que hay jaleo, ¿quién grita?, todo el mundo avizor, cuellos, ojos, flequillos, ¿quién dice lo que dice a voz en grito?, ¿quién sopla sobre las brasas, quién mueve el atizador? Es un borracho, ¡vámonos! No pasa nada, sólo es un borracho. Un grupo que lo rodea, un círculo de serrín bastante caucasiano a su alrededor. Los dueños el bar apagan las luces, la cosa se pone fea, huele mal este asunto, ¡fuera!¡fuera!, todo el mundo se agolpa y no hay manera de salir así. De pronto, la autoridad competente: ¡Que nadie se mueva! ¡No! ¡Dios!

Hacia casa comentan la jugada, el extraño espectáculo, la grandísima sorpresa: el borracho estaba pero que muy borracho, el borracho no era un confidente ni un provocador, el borracho se lanzó a la yugular del policía y se armó la que se armó. ¡Huyeron entre los palos! Aquel tío estaba rematadamente loco. Cuando lo abandonaron miraba sin creérselo, llamaba: ¡Ciudadanos! ¡Ciudadanos! Pedía socorro y todo el mundo salía pitando a la calle, todo el mundo y ellos también salieron como almas que lleva el diablo por que no se los llevaran los cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado, sólo por eso, nada más. ¡Ciudadanos! ¡Ciudadanos! ¡Ahí te quedas, hermano! El borracho, quedándose y dando palos, les había salvado de recibirlos. ¡Hay gente para todo! ¡Hay gente que ya no se aguanta! ¿Y qué tal aguantas tú la carrera de Derecho? ¡Vaya manera de meterse a saco! ¡Casi se nos olvida! Miradas, miradas. ¿Te interesaría un trabajo?

Las mañanas de primavera tienen su eco en las noches primaverales. Aquella noche fue la segunda bola de la carambola. Como es billar muy clásico, sólo quedaba una bola viuda en la mesa de billar.

Al día siguiente, Don Víctor brillaría como una pulida superficie de mármol, todo él, no sólo inteligencia sino memoria y voluntad, diría las palabras precisas y enarcaría las cejas en el gran momento, apagaría la voz para en un susurro hacer su propuesta, esa voz apagada, esa voz.

Lo celebró con Paco. ¡Qué poco sabían lo que celebraban!

2

Don Víctor leía lentamente el diario, que era Le Monde y estaba en francés. Las noticias del mundo en francés con más noticias y más del mundo que, por ejemplo, con el Diario, el Le Monde la sección de Local es de París, París de la France, le monde vraiement!, así que las mañanas, a ratos sueltos, ¡Aquí no hay manera de que te dejen ni media hora en paz!, Don Víctor el panóptico se sube a su atalaya de papel y otea el horizonte buscando las señales, los signos de los tiempos que diría un Papa, lo diría él también pero no quiere dar lugar a equívocos: una cosa es camuflarse convenientemente y otra dar a entender…

¿Da su permiso? Don Víctor no lo da pero Matilde se permite a sí misma entrar en el despacho, recoger los papeles de la mesa, de la mesa de él, de su mesa de director, los papeles que sólo él podría y debería recoger, Matilde lleva ya muchos años recogiendo sus papeles, recogiendo en general sus cosas, entrando en el despacho con y sin su permiso, entrando y saliendo en general de la vida de Don Víctor porque así es ella y por que así es él, porque saben los dos que así quieren que sea, que así está bien o que si no está bien a ellos se lo parece, muchos años Don Víctor y Matilde, mucha vida desde que comenzaron a verse y no verse, a quererse pese a las circunstancias, dos circunstancias con nombres y apellidos, el marido de ella y la mujer de él, muchos años haciendo cada día como que no saben que todo el mundo en La Academia sabe que llevan muchos años liados y requeteliados, Don Víctor por encima de su Le Monde ha visto el botón de la blusa de Matilde, su botón, el botón que Matilde le dedica en todas sus blusas, el botón desabotonado solamente para él, su botón secreto, lo ha visto y ha medido con su mirada la distancia entre sus pechos, ha olido sin oler, a sentido la suavidad suavísima de su piel y se ha dado cuenta, una vez más, que la vida su vida es un entrar y salir por aquel botón suelto, un enfondarse hasta el mismísimo fondo de aquella distancia en la que hace muchos años encontró su medida, su identidad.

¿Vendrá Matilde a sentarse a su lado también esta mañana?, ¿cerrará sus ojos lentamente y le ofrecerá el pecho, los pechos, su perfume sutil?, ¿tendrán su momento, su instante luminoso, su temblor, su deseo a flor de piel? Matilde se ha sentado, le mira, no cierra sus ojos, los mantiene muy abiertos, le mira fijamente.

A él. Que sabe qué hacer. Inicia un acercamiento y entonces ella dice lo que siempre ha temido que le dijera un día: Víctor, lo nuestro no puede ser. ¿Lo ha dicho? La primera vez que una chica le dijo algo parecido, en su adolescencia, creyó morir de pena en unos segundos, caer al vacío, caer y caer, odió a esa chica desde aquel momento y la otra y a la otra, odió a todas las chicas que decían un día Victor, lo nuestro no puede ser, cuántas formas hay de decir ¡Ahí te pudras!, ¡con música y todo!, siglos y siglos en miles de lenguas, la misma frase asomando en la boca de una u otra mujer, millones de bocas diciendo sus noes, el universo entero devolviendo el eco del no y del no y del no de galaxia en galaxia con agujeros negros y estrellas nacientes, el bigbang cosmológico, gran explosión, el principio de todo, la raíz mismísima del mal, el pecado más grave, ¿qué paraísos no se perdieron por causa de los noes de una otra mujer? ¿Lo ha dicho Matilde? Los coros del Réquiem de Mozart apabullan sus oídos, inundan su cerebro de una melaza negra que se distribuye inmediatamente por sus venas, alcanza el corazón, intoxica por completo su cuerpo, el despacho, La Academia, la ciudad, el mundo, el día y la noche con todos sus astros, los coros de Mozart se deforman a espasmos, se ralentizan, empujan como las olas de un océano tóxico contra su glándula pineal, su epífisis, el techo del diencéfalo, los tubérculos cuadrigéminos craneales, toda la fosa pineal, sus células pinealocitos, el ganglio cervical superior, el núcleo supraquiasmático hipotalámico, toda la información lumínica convertida en secreción hormonal, melatoMina y serotoMina, la regulación de los ciclos de vigilia y sueño, el síndrome de diferencia de zonas horarias, el control del inicio de la pubertad, los ritmos circadianos, su poderoso antioxidante, la función de apoptosis de las posibles células cancerosas en el timo, pero también altas dosis de esta hormona tiene un efecto cancerígeno y el tercer ojo entonces se vuelve hacia dentro y ve y ve y ve y no le gusta nada lo que ve, la producción de esta hormona disminuye con la edad y eso está muy bien pero en el punto ge de Don Víctor las palabras de Matilde han producido un mal irreversible, un subidón de hormonas, un alud de melaza que intoxica, el comienzo de un cáncer que acabará con él, ya lo siente, las células normales se convierten en células cancerosas, un cambio una mutación en el ADN y esas células, su carga genética ha cambiado, mueren o son eliminadas en los ganglios linfáticos, pero otras veces, esta vez, siguen con vida y se reproducen, adquieren un aspecto diferente, incapaces ya de realizar las funciones que corresponden a las células pertenecientes a tal o cual tejido, se le multiplican muy rápidamente, les falta un mecanismo de control del crecimiento, células inmaduras que se multiplican muy rápidamente, no tienen tiempo para crecer antes de dividirse, se amontonan, presionan o bloquean otros órganos, les impiden realizar su trabajo, se extienden a otras zonas, son invasivas, emigrarn a otros lugares a través de la sangre o de la linfa, las células que se encargan de la defensa del organismo intentan destruirlas pero sobreviven producen nuevos crecimiento en lugars diferentes, metástasis, etcétera, todo eso ya lo siente Don Víctor en su cuerpo, una invasión de muerte que le inmoviliza y acaba con él.

Tenía trece años la primera vez. Lo sabemos porque Don Víctor lo sabe, lo recuerda, toda su vida lo ha estado recordando a través de los cuerpos de otras muchas muchachas que le han dicho que no, que no le han querido, que han desaparecido dejando su rastro como una babosa que comenzó su recorrido cuando a su tierna edad de trece años, antes incluso de unir amor y deseo, antes de descubrir los secretos a voces del sexo, antes incluso de saber que amar era ese amor por la niña de la casa de al lado, la que no quiso darle un beso, ni siquiera en la mejilla, que le ardía, que se hizo de hielo, se le congeló, la niña que besaba casi todos los días mientras no dijo nada, mientras no pidió un beso, entonces fue que no, se negó, salió corriendo, se lo dijo a sus padres, mil veces le preguntaron si tal o cual si esto y lo de más allá, trece años cumplidos y un beso de cumpleaños que la niña no le dio, se lo negó, se quedó sin regalo y desde aquella tarde Don Víctor que no era todavía Don Víctor, solo Víctor, para su abuela Victorín, Victoriano para su yayo, en cualquier caso aún no Don Víctor desde luego, desde aquella tarde del besonobesado padeció como un condenado cada vez que sus ojos se prendaban de alguna mujer y esperaba, esperaba, nunca les pedía un beso ni les daba ni les besaba ni nada de nada, ellas tendrían que pedírselo, suplicarle, darse por perdidas, entregarse a él, enamorarse peligrosamente, someterse, todas tendrían que buscar su boca pero él no lo haría, no, nunca más, y el niño y no tan niño y joven y adulto y Víctor mayor había sido besado sin Don y con Don, besado y más cosas, cosas todas maravillosas cosas del amor.

Pero aquella tarde, aquella niña, su beso no dado, su regalo nunca recibido, su capricho del momento, tanto tiempo esperado, rumiado, imaginado, tantas horas nocturnas ensoñado, aquel beso que no le dejó las mejillas heladas para toda la vida para toda su vida y otra vida que tuviese más. Así que Matilde sintió un temblor de aire frío alrededor de la cabeza de Don Víctor cuando se sentó junto a él y le dijo que aquella tarde no se podrían ver, lo dijo tan tranquila, no era la primera vez, ocurría que a veces o ella o él no podían dejar a un lado a sus familias, acudir al hotelito, ir al cine, soñar que no volvían a separarse nuca más, eso le dijo, que aquella tarde no podía ser, y al sentir esa repentina gélida cercanía de su cutis, iceberg a punto de romperle la quilla, ella misma se sintió un Titanic a punto de naufragar, alarma total, tragedia en la noche, ¡A los botes! ¡A los botes!, ¡pero qué botes ni qué hostias tenía Matilde preparado para esa emergencia!, ¡Socorro! ¡Eseoese! ¡A mí! ¡A mí!, la gelidez de la cabeza de Don Víctor, jeta escarchada, cabeza glacée, un Anapurna sobre su cabezo, cabezo cortado más allá de las nieblas, tempestades, nieves eternas, ¿qué habrá pasado para que su Víctor reaccione así?

La semana que viene… Pero él ya no la escucha, está en lo suyo, un pitido de muerte tapa sus oídos: la semana que viene llega su aniversario, el suyo y de su mujer, su veinticinco y medio aniversario, su treintaysieteymedio, Luisa lo quiere celebrar, a Luisa le encanta celebrar lo que sea, ella es así, alegre y positiva, cuenta los minutos como cuenta un niño sus regalos de cumpleaños, todos son minutos de una vida feliz y Don Víctor entiende que Matilde le ha dicho que por su aniversario con Luisa, ¡y a él que le importa ese aniversario!, que por eso la semana que viene ha construido un muro con los siete días, de las lamentaciones, me meo en tu muro, de Berlín, ¡alto ahí!, Don Víctor tiene miedo de decirle nada, de añadir palabras a esa despedida, siempre lo temió, mejor callar, ¡con esa dignidad que le caracteriza! Y vuelve la cara y mira por la ventana unos muchachos corren calle abajo sorteando los charcos si resbalan se van a caer, todo se ha acabado, morirse de pena pues, las mañanas de lluvia son excelentes para funerales, sobre su féretro guirnaldas de flores con cintas ¡Te amé!¡Te amé! ¡Te amé!, sobre la madera el peso de la tierra, el silencio eterno y nada más.

Ha sonado un timbre: la hora convenida en toda la Academia para entrar en las clases, él también, sus clases son sagradas, no ha faltado nunca en toda su vida, una vida decente de docente que no falta a clase ni aunque sea con fiebre, ni aunque sea con deudas, ni aunque sea con noticias terribles de París o Madrid, ni aunque sea por muerte de un ser querido ni aunque sea por su propia muerte como esa mañana, ya lo escribirá en su diario secreto: este día, más o menos a las diez cuarenta y cinco, fallecí, desfallecí, volví a fallecer, me falló de nuevo el suelo bajo los pies, he dado mi clase como todos los días, dudo mucho que nadie me notara la más mínima emoción, fue un infierno que duró una hora pero lo resistí, sistí, resistí, requeterresistí con las dos erres bien puestas, sigo siendo todo un profesional, he contestado a preguntas difíciles, algunas retóricas, algunas capciosas, como si nada, estoy contento de mí mismo, muy contento, estoy hecho polvo, ¿por qué no me suicido de una vez?

Matilde ha salido por donde vino, Don Víctor ha cogido Le Monde, lo ha metido en su cartera de cuero y con ella cogida muy fuerte sale al pasillo hacia el aula, saluda cortésmente a un profesor idiota que no sabe nunca por qué contrató y ve asomar al fondo del pasillo a la Fiera, ese tipo agresivo, pendenciero, ese pedazo de animal con gafas al que apoyó en su día para que ocupase junto a él un puesto en la dirección de la Academia, maldito día, maldito apoyo, maldita elección, sonríe, le sonríe, aprendió a sonreír como quien hace el gesto de quitarse el sombrero, ya se sabe que nadie se lo va a quitar por hacer ese gesto, pues igual él con su sonrisa profesional, tiene que ver cómo deshacerse del maldito Animal, como echarlo fuera, como hacer que toda esa fuerza se le vuelva en contra y el tío reciba los golpes que pretende dar él, porque si no actúa pronto entonces será la Fiera la que acabe con él, entra en clase, le saludan muy educadamente, también él, comienza la tarea, hoy toca resolver un caso que se dejó sin resolver, a ver a quién se le ocurre una solución defendible, a ver quién tiene más imaginación, a ver pues, a ver.

3

ELLE ET LUI À MESSENGER

200px-Monasterio_huelgas_arco_tumido.

ELLE et LUI À MESSENGER

conectados(as) en Facebook

coucou bonsoir moi je me nomme ELLE et je suis que l’on tisse une amitié si ça gêne pas bien sure merci .
29/12/2016 10:47
Has aceptado la solicitud de ELLE
Oú es tu.
29/12/2016 21:37

Merci d’avoir accepté mon invitation je te souhaite de passé de bonnes fête d’année
Moi je vis en côte d’Ivoire et toi?
30/12/2016 0:00
Moi non plus
Je vis en Portugal
Etes vous un robot?
31/12/2016 20:04

Non
Seulement que c’est temps fête je suis beaucoup occupe
Mais j’espère que très bientôt nous allons discuter
Merci bonne soirée..
Bonne nuit et bon 2017 pour toi!!
1 DE ENERO DE 2017 14:36

Merci a toi de même
1 DE ENERO DE 2017 16:08
Bon 2017!!!!
Jolie vie pour vous!!!

5 DE ENERO DE 2017 14:16

Bonjour merci toi aussi
5 DE ENERO DE 2017 15:57
Bonjour, ma belle amie

Bjr comment vas tu?
Bien. Et vous?

Je vais bien merci
Tu est belle

Dis moi ce que tu fais comme travail?
Bibliothecaire
Et tou?
Toi?
Pardonez moi
Je une visite

Ok
Moi je suis caissiere
Tu es marie?
Oui. Pas probleme

Ok tu recherche quoi?
Amitié
Comolicite
COmplicité
Rire ensemble
5 DE ENERO DE 2017 18:06

Ah OK moi je recherche amitié et amour
5 DE ENERO DE 2017 19:55
Tres bien
Amour est toujour bon
Pour vivre

6 DE ENERO DE 2017 9:37

Jolie
Jolie, oui
Aimez vous à distance?

Elle tiene un chat de vídeo perdido tuyo.
6 de enero de 2017 10:11
________________________________________
Volver a llamar
Elle tiene una llamada perdida tuya.
6 de enero de 2017 10:12
________________________________________
Volver a llamar

Coucou
Ben l’amour a distance j’y crois mais pas pour longtemps
Et toi?
Je pense la meme chose
Maus a distance on peu se dire belles et excitantes choses, n’est pas?
Vous pouvez faire un exemple de ça

Oui bien sure
Prenez un exemple pour commencer, s’il vous plait

Dans le monde de mon coeur je te veux comme prince
De le monde des princeses je te veux en mon coeur
Toute toi: ame et corps
Ton corps c’est importat. Ton visage…
Ta poitrine…

Wow je serai tres ravie je partager ton coeur et lui offrir des beaux moments
Mais je peu voire un peau seulment de ton corps!!!
.ça n’ importe fatalment por l’amour… mais…
Vous pouvez partager avec moi tout ce que vous veulez

Je te veux tout entier et je me livre tout entiére a toi
J’ai de la complicité
Waw!
Livre toi a moi tout entiére!!! Oui!!!
Par ex. : une selfie?

Ok tu verras mon corps tout entiere lorsque tu me montrera ta confiance et responsabilité
D’acord.
Tu également
Nous tous les deux

Ok dis moi quels sont tes loisirs?
La conversation. Les promenades…
Et dis tu

Dis moi sur ta vie

Moi les balades en amoureux, Ciné, chopping, piscine, voyage, lecture, etc…
Mmmmm
Tres bien avec toi la vie

Dis moi ton caractere?
Et dans l’amour qu’es ce que tu preferes?
Souriant
Moi

Je pense que toi a mes cotés tu ne vas pas le regretter car tu serai combler d’amour
Studieux

En amour je prefere la complicite , la confiance
Et toi?
Wow
Bon.Mais je ne sais si tu es… boiteaux, estropiés, les aveugles…
Je pensais à l’amour fisique aussi

Ben je peux te garantie que je suis physiquement bien portante
Merci!
Moi aussi

Ok je t’envoye une photo dans 5 min ok
OK
6 DE ENERO DE 2017 18:33

Tres belle !!!
Merci beaucoupe!!!
6 DE ENERO DE 2017 20:47

Ce filme je vois
LUN 21:31

salut
Salud
Ya la vi.
Zombieeeees….
Pas mal

Reproducir
-0:39
Reactivar

wow que de bel endroit
Oui
Mon village
Oú es tú? Non record…
Ah! Je t’aime comme amie
Pour le commentaire en liberté sur la vie

wow ta un beau village j’espére que un jour on va la visité ensemble
Seráis jolie
Ou je vais a ton village…

tu veux venir dans mon village?
Uhmmmm. Oui!
Pourquoi non??!!

mon village est l’alsace
Ah! Tres interesante
Son histoire…
Es tu alsacienne?
Et tes parents?

oui je suis alsacienne mes parents aussi
Il y a une histoire a l’alsace, et une literature… sur la I Guerre Mondiale… et sur la II…

eh oui c’est village rempli d’histoire
Et tu, quelle histoire tiens toi?

Pour que voyez toi meme mon visage
Voulez vous dancer avec moi ce soir? Jeje
Perdon. Je dois aller a un travail…
Vous pouvez suivre et alors…

bien sur que je veux
Merci
Et ta vie? Ques que cest?

ben je mene ma vie seule actuellement et toi?
Je fais etudes d’histoire et d’art

ok très bien tu es marier?
Mais oui! Pas probleme!
Et toi?

non
Et tu n’as une personne avec toi?
Pour l’amour

oui
Ah! Cest fondamentale! Non?

oui
Nous pouvos etre tres amis
Et nous dire tout sur notres sentiments et plaisires
Cest la notre liberté

ok
Merci
Alors, je dois aller a dormir. C’est un peu tard…
Voulez vous m’envoier une otre photo?
Pour l’amitié

J’espere…
Pour nous amuser
Et connaitre
Voulez vous, s’il vous plait?

eh bien nous allons s’amuser
Une photo, alors?
Je suis pas un voyeur, eh?
Pas de tout!
J’aime les photos!

ok je te comprends
Merci

ok je te comprends
A demain!!

je te souhaite de passer une très belle nuit…
Merci. Et toi

ok
MIÉ 19:49

salut
hola

comment tubvas ?
Je suis alors en ecrivant
un travail
et toi?

moi je suis de descendre je suis a la maison
et tu vais aujour dhui a menvoyer une photo ou non?

ok je vais te fais une photo
merci

de rien c’est un plaisir pour de le faire pour toi
merci bien!

que tu es belle!!

merci
pardon,.. mais cete photo cest a toi? Es tu la persone de la phhoto, bien sur?
pardonez moi, mais…

oui c’est moi
bon
tres belle, toi

merci
et alor vais a travailler…a faire quelque chose?
vas tu a faire…?

comment ?
alors, quest que cest que tu vas faire a ta maison?

ben rien de trop special a pas te parle
parle moi de toi
tes desirs
tes illusions

moi j’aimes aller au restio, fais du shopping, aller a la plage , au cine les balades entre amis le voyage et toi ?
Lire, faire promenades, ecrire, cine, musique, ET faire l’amour

cool
ce que tu n’aimes pas ?
Aussi des fetes

ah bon
Les promenades aussi en bici

ok
Jaime la mer

hummm
Toi non plus?

moi j’aime la place
Ah
Au Village…

oui
Avec tes Copanis

non mais avec des copines
Copines, perdon

ok
As tu des Idees pòlitiques?

tu sais tu me plait beaucoup
non j’aime pas la politique
ET toi ME plait
Cest une chose bizarre

quoi ?
Notre amitie

oui mais je pense que ça ira
Bon
JE suis Sur
La sureté de la casualité

moi aussi
mais sache que chaque fois que je te parle j’ai plus d’affection pour toi
ET que cest que Nous pouvons faire?

je sais pas a toi de voir
Nous pouvons faire Nous plaisir avec notres paroles

oui mais moi je veux tu vrai pas seulement en parole
Exact E net
Exactement

ok qu’en pense tu alors ?
Dire Choses Sur notres corps
Pour pure plaisir ET Rice
Rire
ET pour faire une amitié plus forte

oui c’est cela que je recherche
Bon!!!
Dis toi une chose Sur Mon ou ton corps
Example: as tu une Belle poitrine? CA Va egalement pour toi ET pour moi

ok pas de souci
ET Bon: es que tu penses avoir une Belle poitrine?

oui je pense
ET pour Quoi?

parce j’ai une belle poitrine
Sais toi meme ou une outre persona VouS a dit?

ben c’est moi meme car je me vois a travers la glace

wow
joli
CA CEST UN BELLE POITRINE?
LA MIEN

oui j’approuve
ET il mest posible voir Ta poitrine?

ben
……
si je disais non que penseras tu ?
Que tu non est …
Respectueuse avec notre amitié

ok je vais te faire une surprise
Allez!

mais par pour l’instant
Dis

oui soit patient
Pas pour l’instan?
JE suis tres patient, moi
Tout il DOit se faire avec de la douzure

ok faire moi confiance et tu verras
Dacord

ok
que fais tu en ce moment
Ecrire

ah ok tu peux me rendre un service ?
Pui
Oui

aime moi comme jamais
JE Taime comme jamais
Tu peus Voire ca

ok
prouve le moi alors
Comme?

je sais pas mais comme tu peux
JE peus te dire…

oui dis
Si tu non est pas Mon amie JE vais mourir

oh ça me touche ça
Et si tu es ma veritable amie…
Tu feras ma felicite

ah ok
Ton amitie cest comme un soufle de vie

oh c’est vraiment touchant
Et ton beaute cest le plus belle paisir pour mes jeux
Plaisir
Je vais boire de ta bouche…

wow
L’elixir de la plus haute felicite

Et toi, que tu pouvez dire pour moi?

J’apprends à te connaitre et je découvre comment tu es vraiment je te trouve correct et très gentil et j’aime ta façons de ma parler, j’aime ta gentillesse tu es tellement fin avec moi tu es respectueux et j’aime bien parle avec toi Je pense que nos destins se ressemblent, nos vies sont faites pour être ensemble toi et moi continuons ce chemin parfait sans fin
Tres bien
Alors, ta poitrine?
Pour la cause de notre chemin parfait sans fin

Je dois aller et te laisser ici. S’il vous plait, vous pouvez vous faire un tre belle photo oour moi et je la voire apres
Est tu la
?
Reproducir
-3:07
Reactivar

Conocimiento Adictivo ha añadido un vídeo nuevo: J.S. Bach – Crab Canon on a Möbius Strip.
El Canon del Cangrejo, es una pieza musical compuesta en el año 1747 por Bach. Su particularidad reside en que la pieza se toca normal, pero el acompañamiento es la misma partitura pero interpretada al revés (es un palíndromo musical), lo que provoca que con sus notas se forma una Banda de Moebius. Pero lo verdaderamente interesante es que la cinta de Moebius no fue descubierta hasta 1858 por los fisicos alemanes August Ferdinand Möbius y Johann Benedict Listing 111 años despues. ¿Es posible que la musica se haya adelantado a las matematicas? Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Banda_de_Möbius | http://catedu.es/matematicas_mundo/CURIOSIDADES/Bach_Moebius.htm | http://www.josleys.com ¡No olvides darle like a la página!
Conocimiento Adictivo
JUE 20:57

salut comment tu vas ?
Bien
Et toi?

je vais tres mal
Comme?
Pour quoi?

mon forfaist internet fini beitot
Oh!
Et qu’on peut faire?

ben j’aimerais que tu me recharge
Je ne sais comme faire ça
Et ton ami? Il ne peut vous aider?

non
car j’ai pas d’ami
Vous dites hier…

si tu peux m’aider dis moi
Je ne peus pas
Ça nest correct

comment
Que pensarais toi de moi si je vous fais une donation economique!
Cest comme si tu vais faire quelque chose pour moi a conte de ça
Par example, m’envoyer une photo special

ben je sais pas si tu me comprends mais la on parle de toi et moi
Cest bien ça
Alors, voyez une chose
Tu m’envoyes une photo special et apres je t’aide toi

ok
Alors, fait toi ça

C’est tres belle photo. Une de plus avec tout ton corps?
Pour te voir les jambes
Annabelle tiene una llamada perdida tuya.
Jueves 21:24
________________________________________
Volver a llamar
Annabelle tiene un chat de vídeo perdido tuyo.
Jueves 21:24
________________________________________
Volver a llamar
J’espere ton petit cadeau, mon amie

que dis tu ?
Une outre photo avec tout ton corps

non je ne suis pas comme veux tu vraiment m’aider dit le moi
car je suis dans le besoin et vous voulez en_profité de sa
moi je vous fais confiance
donc faite moi aussi confiance si vous voulez m’aider vraiment faite le sans intérêt
Bon…
C’est la vie!
Interet c’est aussi le tien. Amitié avec moi et dejá petition economique!

ok comme tu veux
Ok
J’espere une photo

ok pas de souci mais j’ai juste a te demander un petit faveur pour ma connexion internet
que tu m’achete une recharge transcash de 80 euros
La photo. Et alors…
… nous verrons

ok laisser tomber a lors
a demain
A demain
20:37

salut
comment tu vas ?
Bien. Et toi?
Tes problemes economiques ?

JE VAIS BIEN MERCI
Tres bien.

ben je suis toujours surmener
Un ami t’a fait de l’aide?
C’est bone chose, surmener

De ma cité

jolie ru
Oui

non par encore
Tant pis!
Et toi, as faite aucun aide a un ami?

non c’est toi qe je vois actuellement
Ah! Bon
Et ton copain?
As tu pensée a mon proposition?

oui
Et?

sache que j’ai pas de copain
Ah! Perdon!
C’estvma faute

ok
Dis moi

ben qu’en qui prouve que tu vas le faire
si tu as dejà refusé
Que c’est que tu penses sur l’ amour a Internet?
Il faut le sexe ou non? Il faut voire les corps?
Il faut se faire faveurs economiques?
Pour bien te connaitre, Anabell, mon amour
Tu peus dire avec de la sincerité
Si non, oú l’amitie?
Sincerité

je pense que l’amour sur internet est vrai si on est serieux
Mais Oui!

se voir et le sexe est permis
mais pas abuser
Je suis serieux
Pas abuser, d’acord

oui j’y crois en amour sur le net mais j’aimerais avance aupres de toi ce que je ressent pour toi
Tu as une bone relation erotique avec moi?

il faut que tu me prouve vraiment que t’es sincère et tu aimerais vivre avec moi un jours
Bon

oui je pense mais je sais pas vraiment
Tout est possible
Tu peus le savoir
Avec complicité
Et audace!

oui tu as absolument raison
Alors, nous pouvons faire mutuel connesaince

ok
Dis moi que c’est que vous amuse avec ton corps

J’aime la lecture ,la musique, la danse, le sport, les animaux, le cinéma, les ballades, les voyages, les restaurants entre amis, la famille, la nature. zt toi
Bon. Mais je te demandait toi que t’amuse AVEC TON CORPS

ah ok
ben j’aime les calins les petit bisous sur le ventre etc .. et toi
Bisous á bouche…
Caresses au poitrine…

wow
L’epaule
Le cul

hummm
Les jambes
Le cou

Le ventre et le sexe
Avoir mes mains mes doigts sur et dans ton sexe
Et les tiens egalement
Sur le míen

On peut te faire plaisir avec la bouche a ta sexe, ¿non?
Tu serais hereux

oui bien sur
Dis moi tes idees

ben mes idees primo c’est d’avoire un homme serieux qui pourras me fais plaisir et m’epauler dans mes besoin et toi ?
Juste!
Mais on a besoin de se connaitre avec des jeux amoureuses

ah oui
Et vous, que jeux aimez?

les jeux de mots
Bon!

et toi ?
Ventre, tevvenir toi
V entrer…
Jeux de mots c’est d’inteligence
Certainement aussi erotiques

ah ok vous les homme
Avec paroles du sexe et d’amour

vous aime tout ce qu’es erotique
oui pourquoi pas
Et toi non plus?
C’est amusant et intime
Pour notre amitie
Une forme de se connaitre
Et de se faire plaisir

c’est vrai
ta raison raison mais tu sais je sais que t’un homme tres gentil
Tu fais l’amour chaque jour?

et comprehensif
Certes
Avec une feme come vous

non mais chaque deux jours lorsque j’avais quelqu’un
Et l’onanisme?
Aimes le toi?

comment ?
Ton clitoris est bien vivant…
Si vous cuidez d’el

et oui tres bien vivant
Bon!!!
J’aime votre clitoris!
Et votre cervelle

ah bon
Tu est une grand feme!
C’est que je pense

Le jour tu seras avec ta femme tu lui apporteras quoi comme amour ?
Quand je suis avec ma femme je suis avec elle. Comme je suis mentenant avec vous
C’est un relation intime
Sans commentsires avec d’outres persones

ah ok
j’adore
J’adore toi!
C’est pour ça que je plaisir en conneitre plus
Tes idees…

ah ok pose moi des question et u s’auras plus sur moi
Et ton corps
Es tu heureuse avec votre corps?
Et avec votre cerveille?

oui je suis tres heureuse
Voule vous un amour foubacec moi?
Amour fou

mais le souci c’es que je trouve pas d’homme qui aimes comme je veux
Je le desir d’un amour fou avec toi
J’ai le desir
On y cherche
On s’engage…
Et puis…
On voit
L’amour sans amour non done amour
Done moi votre amour
Et tu verras

hum tu es vraiment de ce que tu dis ?
Oui!

promet moi que tu me feras pas souffrir
Je promet ça!

alors j’accepte ton amour avec tout le coeur
Merci!

tu sais je suis très sincère en amour j’espère que tu ne vas pas me décevoir
Mais non, mon cucu!
Ma petite erotique!
Ma illusion

Mon coeur de fête…

J’apprends à te connaitre et je découvre comment tu es vraiment je te trouve correct et très gentil et j’aime ta façons de ma parler, j’aime ta gentillesse tu es tellement fin avec moi tu es respectueux et j’aime bien parle avec toi Je pense que nos destins se ressemblent, nos vies sont faites pour être ensemble toi et moi continuons ce chemin parfait sans fin
Dis moi: je t’aime
Dis moi
Dites moi
JE T’AIME
J’ai bessoin de le lire
Tes paroles d’amour
Et pense toi en votre corps pour moi et en le mien pour toi

je t’aime
MERCI!

Outre fois!

comment tu me trouve ?
Tres belle!!!
Tres belle!!
Et amoreux
Et, permite moi dire, tu as une tres belle poitrine
Et un visage exceptionel

merci
Tes yeux!
Etoiles
Ta bouche
Un jardin
Ton cou
La beauté
Faite femme

Alors je dois aller avec ma chienne…
Je t’aime, Anna Belle Belle Anna

moi aussi

Je suis hereux!

oui ça se voir
Je suis pas belle comme toi… ma mon corps est sincere
J’espere que ton corps soyez sincere avec moi

si t’es un bel homme
Bon…

bien sur que mon corps le sera
Merci

ben ma connexion prends fin dans 5 min
J’adorerais voir ta poitrine toute nue, mon amour!!

tu sais que moi mon rêve sais d’être près de toi t’aimer être la femme de ta vie la mère de nos enfants bien prendre soin de toi te rendre bien heureux
ah ok tu la vera nue ok
Merci!
A l’instant?

ok je t’aime
Je t’aime

Jeje

ce matin en gym
Fête de l’amour
Ton corps glorieux

chéri je dois aller a demain bisou je t’aime
prends soi de toi
Bisou

Pour toi
L’ange de ton amour
J’ai fait maintenant pour vous, mon ange
Fin de la conversación de chat
Escribe un mensaje…

L’ange de ton amour
J’ai fait maintenant piur vous, mon ange
19:21

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Coucou mon amour

Tout recomence dans la vie
Une et outre fois
Ne dis rien de rien?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Tres bien le dimanche

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Et toi?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
reconte moi vote jour, s’il vous plait

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Oh!
comment, ça?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
COmme! C’est ça possible?
Une femme comme vous?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
n’as tu d’amitiés pour une journée?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
et il n’est pas cuestion de promener… ou aller au cinéma?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
mais se promenere n’est pas un probleme economique
tu peus te permetre promener
et plus de choses

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Oh!

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
n’est ce que tu donnes trop importance a l’economíque?
sur tout en une communication amoreuse

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
mais l’amour n’est pas question economique

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
mais non
je lis
et est économique ça

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
oooooohhh

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
á voire ton seduction
vous pouvez séduire avec les paroles
ifais tu!
faites
dis moi paroles d’amour
c’es économique, ça!

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
dis moi

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
moi non suis la solution a tes problemes economiques, amour
il est impossible, ça

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
ah!

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
alor, qu’est qu’il y a á eclaisir?

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
mais je peus donner toi amour, pas de lárgent

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
l’amour avec moi… et ‘argent je sais pas d’oú
bon, si ça c’est ta decission…
tu a ton coin…
snas mon amour…

Este mensaje se ha eliminado temporalmente porque la cuenta del remitente requiere verificación.
par l’argent…
je peus t’ecrire
Fin de la conversación de chat

SOLAS CON SU CONCIENCIA. FRAGMENTO

m13

“Aquella frase que se le escapó (por fin) durante una comida bien regada, en la que él llevó la conversación (una vez más) hacia el uso por su maldito difunto marido de las confidencias que se hicieron cuarenta años atrás en el ambiente más que amistoso que habían construido entre ambos.

– ¡No me lo puedo creer!

– Qué no puedes creer

– ¡Qué me hayas perdonado todo lo que te hice!

Aquella frase que resumía perfectamente lo que necesitaba saber de aquella mujer.

Aquella confesión que confirmaba lo que ya supo sin querer dar crédito a la despreciable acción de ella cuando aquel animal utilizó contra él esas confidencias en sus intentos de desprestigiarle ante el resto de la dirección del colegio en el que ambos trabajaban: que ella había traicionado su confianza y había sido cómplice de aquel cerdo que se aprovechaba de las circunstancias del colegio (terror a que un escándalo cerrara sus puertas) para violar sistemáticamente a sus alumnas, con el agravante de ser menores de edad.

¿Hasta qué punto no fue también ella cómplice, sabedora, disimuladora de la violación de su sobrina, que nunca superaría esa terrible experiencia? Como tío de Alicia, le resultó tremendamente asqueante la actitud del director cuando le contó lo que había hecho aquél con su sobrina: había que callar, por el bien de todo el profesorado había que callar; se jugaban muchos puestos de trabajo…

Cuando años atrás le habían comunicado la repentina muerte, a temprana edad, de aquel infame fue la única vez en su vida que había pensado y dicho que con esa muerte había quedado el mundo un poco más limpio.

Se había acercado a ella, cuarenta años después de su último encuentro, sólo para conseguir confirmar sus sospechas y le había costado dos meses escuchar esa frase reveladora.

Hizo como que no le diese importancia y, sentado frente a ella en esa mesa, mientras procuraba mantener una conversación intranscendente, comenzó a planear ya su retirada: esa relación era un tormento desde el primer día, desde el primer beso, y ahora se convertiría en una penitencia que debería cumplir por el pecado de haber querido saber más de lo que casi nadie puede soportar saber.

Cuando ella buscó su cuerpo él actuó como si nada se interpusiera entre los dos. Para su tranquilidad, nada en ese cuerpo ajado y deformado le atraía. Hubiera sido todo mucho más difícil si en sus entrañas hubiera saltado la chispa del deseo como saltó cuando a sus veinte años la tuvo entre sus brazos y probó el sabor de sus labios.

Los dos meses que sigueron se dio cuenta de que cuanto hacía o no hacía con ella no era sino una cruel venganza. Y eso tampoco le hizo feliz.”

(Del folletín “Solas ante su conciencia”)

NOSOTROS. CAPÍTULO 4. VIDA CONTINÚA

PIRANIESI 4

También habrá tardes hermosas cuando tú hayas muerto: esa idea, sobrevenida en medio de tinieblas y dolores, le alcanzó en algún punto muy exacto de su anatomía sentimental y le hirió y le dolió y le hizo sentirse muy mal en la vida ya expulsado de ella fuera de la constancia concreta de ser un ser concreto en una circunstancia concreta. Era más bien un algo sin apoyo en nada un movimiento sin efectos un muerto que veía cómo los vivos seguían viviendo sus vidas absolutamente al margen de lo que era o había sido la suya.

De niño había sentido esa distancia esencial suya de todo los seres humanos y no humanos incluidos los montes y los ríos los mares y los cielos. En su cama, sometido su cuerpo a los dolores y a las flaquezas de una u otra enfermedad, sintió más bien vivió aquel brote de lucidez que le anonadada y le arojaba a un lugar incierto en el que ni vivía ni dejaba de vivir en el que lo único seguro era que su existencia no importaba nada para la existencia de los demás para el devenir del mundo para la consecución de ningún objetivo que tuviera por sujeto a un ser que no fuera él mismo. Estaba completamente aislado de la vida en un limbo flotante que a nadie, ni siquiera fueran padres o hermanos o amigos más amigos, importaba nadie se detenía un segundo a recordarlo ni a echarle en falta ni mucho menos a relacionar una de sus acciones propias con el hecho de que él hubiera vivido ni estuviera viviendo en esos momentos. Las tardes serían hermosas los pasteles entregarían su tesoro las aves migrarían se publicarían nuevos libros y tebeos jugarían los niños y las niñas en los patios de recreo y las aulas olerían a ésa mezcla de tiza sudor pintura y serrín cada tarde lluviosa de invierno y él no estaría ni su no estar impediría que sucediese todo aquello y llegarían las noches y nada en el rodar del mundo dependería de su existencia. Podía verlo.
En esa celda de la comisaría también sentía muy vivamente su exclusión de las rutinas de la vida el movimiento ajeno a él la fábrica continua de los magníficos colores de las tardes sin su concurso ni su expectación ni su disfrute. Allí también estaba ya muerto.

Los polis le habían repetido insistentemente que nadie le echaría de menos que nadie se interesaría por su paradero que nadie movería un dedo para enterarse de qué hacía ni dónde que su vida les pertenecía por completo y que estaba completamente a su merced pero ellos no sabían que para él esa certidumbre ya era una vieja conocida con la que había experimentado hasta el terror hasta el vacío hasta la satisfacción de quién sabe qué loco deseo y por eso ya podían repetirle la mandanga esa que sus palabras esas palabras no tenían ningún poder sobre sus pensamientos ni sus sentimientos. Era más libre de lo que pudieran imaginar desde su torpe y obscena representación del poder la violencia el placer de humillar o el deseo irrefrenable de hace daño y destruir a un sujeto. En verdad eran tontos del culo esos policías, creían sus propias patrañas y fantasías con ellas no le harían caer en las trampas en la trampa