PASADO Y FUTURO. LOS GILES

image

El.pasado, nuestro pasado fueron hombres como el obrero metalurgico Manolo Gil, personas con energía, bondad, ilusión, admiraciones… y también con dudas, desánimos, decepciones, desilusiones…
Nuestros héroes, que no hicieron oposiciones para serlo ni buscaron el puesto vitalicio ni la permanencia en ningún escalafón.

¿O es que no los conocísteis de cerca, no leísteis bajo sus líneas entre líneas, no escuchásteis de sus bocas todas las palabras, no visteis en sus ojos todos los colores de la vida, sino solo aquello que os convenía (¡ y era distinta, incluso, vuestra conveniencia en cada momento!) para la propaganda y el lento edificar de mausoleos? ¡Qué sería la vida y la historia de los heroes, nuestros héroes, en manos solo de la conveniencia de los jefes de cada momento!

Fueron miles los giles ( y miles las martínez) que lucharon por la democracia y mucho más, fueron de muchas formas de ser y a veces no se aguantaron entre ellos ni en casas ni en cárceles ni en reuniones ni en acciones. Eran humanos, absolutamente humanos..

Humanos. Por eso nos importan y emocionan, por eso nos indican no Un camino ni El camino sino la responsabilidad de elegir nuestro propio camino: cada cual el suyo, no el que nos diga nadie con megáfono ni púlpito, como ellos recorrieron paso a paso ( y a veces, vuelta atrás) los suyos, sus caminos, se hicieron a sí mismos caminos transitables al menos para ellos: no impusieron ningún caminar ni aceptaron ninguno que no fuera propiamente suyo.

¿Cómo serán los héroes del futuro? ¿Tendrán que abstenerse de dudar y de rabiar y equivocarse? ¿Tendrán que pedir permiso a las volubles autoridades de un partido?¿Tendrán que vestirse la coraza de un héroe de teatro para que otros, convertidos en público fervoroso, aplaudan sus hazañas, las previstas hazañas del guión de hazañas permisibles?

No espero en el futuro ni deseo sino seres absolutamente humanos, con su carga de oscuridad y sus destellos de lucidez, con su intención de integridad y sus fallos, caídas, autoengaños… como Manolo Gil, por poner un (creo buen) ejemplo.

No me importan las sobrevenidas loas ni los discursos vacuos, ésos llenos de ignorancia y desmemoria y de afán de utilizar a un muerto. Digo mal: sí me importan, pero solo un momento. Concebidas para la ocasión, esas palabras de arena pronto se las lleva el viento.

Espero de los héroes del futuro (de los que ya percibo su sutil aliento) sus miradas, sus palabras, sus acciones exentas de rimbombancia y rigidez: los espero humanos. Capaces de comprender por eso mismo que no todo el mundo (ni aun ellos, bien lo supieron) serán perfectos ni tendrán que serlo. Capaces de ir de la mano (a ratos, en los encuentros) con otros miles de hombres y mujeres que acaso, como ellos, no eligen ser ni héroes ni nada sino tan somo empujar con las fuerzas, sus fuerzas, que tengan en cada momento, esa lenta pesada maquinaria que avanza sin raíles y que algunos dieron en llamar Historia.

PASADO Y FUTURO. LOS GILES

El pasado, nuestro pasado fueron hombres como el obrero metalurgico Manolo Gil, personas con energía, bondad, ilusión, admiraciones… y también con dudas, desánimos, decepciones, desilusiones…
Nuestros héroes, que no hicieron oposiciones para serlo ni buscaron el puesto vitalicio ni la permanencia en ningún escalafón.

¿O es que no los conocísteis de cerca, no leísteis bajo sus líneas entre líneas, no escuchásteis de sus bocas todas las palabras, no visteis en sus ojos todos los colores de la vida, sino solo aquello que os convenía (¡ y era distinta, incluso, vuestra conveniencia en cada momento!) para la propaganda y el lento edificar de mausoleos? ¡Qué sería la vida y la historia de los heroes, nuestros héroes, en manos solo de la conveniencia de los jefes de cada momento!

Fueron miles los giles ( y miles las martínez) que lucharon por la democracia y mucho más, fueron de muchas formas de ser y a veces no se aguantaron entre ellos ni en casas ni en cárceles ni en reuniones ni en acciones. Eran humanos, absolutamente humanos..

Humanos. Por eso nos importan y emocionan, por eso nos indican no Un camino ni El camino sino la responsabilidad de elegir nuestro propio camino: cada cual el suyo, no el que nos diga nadie con megáfono ni púlpito, como ellos recorrieron paso a paso ( y a veces, vuelta atrás) los suyos, sus caminos, se hicieron a sí mismos caminos transitables al menos para ellos: no impusieron ningún caminar ni aceptaron ninguno que no fuera propiamente suyo.

¿Cómo serán los héroes del futuro? ¿Tendrán que abstenerse de dudar y de rabiar y equivocarse? ¿Tendrán que pedir permiso a las volubles autoridades de un partido?¿Tendrán que vestirse la coraza de un héroe de teatro para que otros, convertidos en público fervoroso, aplaudan sus hazañas, las previstas hazañas del guión de hazañas permisibles?

No espero en el futuro ni deseo sino seres absolutamente humanos, con su carga de oscuridad y sus destellos de lucidez, con su intención de integridad y sus fallos, caídas, autoengaños… como Manolo Gil, por poner un (creo buen) ejemplo.

No me importan las sobrevenidas loas ni los discursos vacuos, ésos llenos de ignorancia y desmemoria y de afán de utilizar a un muerto. Digo mal: sí me importan, pero solo un momento. Concebidas para la ocasión, esas palabras de arena pronto se las lleva el viento.

Espero de los héroes del futuro (de los que ya percibo su sutil aliento) sus miradas, sus palabras, sus acciones exentas de rimbombancia y rigidez: los espero humanos. Capaces de comprender por eso mismo que no todo el mundo (ni aun ellos, bien lo supieron) serán perfectos ni tendrán que serlo. Capaces de ir de la mano (a ratos, en los encuentros) con otros miles de hombres y mujeres que acaso, como ellos, no eligen ser ni héroes ni nada sino tan somo empujar con las fuerzas, sus fuerzas, que tengan en cada momento, esa lenta pesada maquinaria que avanza sin raíles y que algunos dieron en llamar Historia.

AQUIEN CONMIGO VA. ESCRIBIR

image

(Dedicado a A.B.B)

Hoy un viejo y estimado amigo me ha dado una lección de vida que no quiero nunca en adelante olvidar.

Este amigo, que pasó tantos años como yo políticamente activo, incluso más activo y con muchas más responsabilidades, me ha contado cómo pasa sus días y por qué.

Resumiendo: que al llegar a cierta edad uno debe dedicarse solamente a realizar aquello que sabe y puede hacer, sin embarcarse ni dejarse embarcar en asuntos que ya no son propiamente los suyos por más que lo fuesen antes o quisiera que lo volviesen a ser.

Vivir haciendo exactamente lo que se puede realmente hacer no es fácil: implica una renuncia tan grande o más a la pueda suponer la correspondiente liberación que uno experimenta en compensación.

Aún tengo que hacer mías sus palabras, realmente mías, habladas tales cuales conmigo mismo, y aprender a vivir como me corresponde ahora teniendo en cuenta los factores de mi capacidad actual.

Mi amigo no ha pretendido aleccionarme ni presentarse como ejemplo de nada. Sencillamente, me ha regalado la clave de su vivir actual (no exento de contradicciones y culposidades, no me lo ha ocultado).

Me corresponde a mí saber qué vida es la que puedo hacer ahora. Una vida organizada no desde las coordenadas de los blancos en los que uno quisiera clavar sus flechas sino precisamente en la conciencia de la fuerza real de uno mismo para tensar el arco y el recuento exacto del número de flechas que a uno mismo le quedan ya en el carcaj.

En mi caso particular, me da la impresión de que mis capacidades de hoy no son sino las que más íntimamente me han acompañado durante toda mi vida, con una intensidad muy superior a la de otras mucho más aparentes, mucho más fáciles de dejar ver y ofrecer . Me refiero a mis capacidades artísticas y a ese goce tan peculiar de la contemplación.

Contemplación de la vida de cualquier ser vivo, vegetal, animal o humano; un goce que me acerca intensa y solidariamente a muy diversas experiencias de supervivencia y en el que encuentro las fuerzas para escribir ya sean textos de ficción ya biografías ya sean divulgativos sobre tal o cual realidad cuyas maravillas acaso puedan ser compartids por otras personas…si quieren.

Provisionalmente, hoy me hago a la idea de un vivir contemplando cuidadosamente y escribiendo, escribiendo…por si al otro lado de la pantalla puede y quiere alguien aprovechar a su manera lo que yo escriba también para él.

NADIAMILYUNA.6. RESCATE

image

Tengo en mis pechos la marca de tus labios de tus labios que dicen dicen Nadia tengo una marca dulce en cada uno por la que sé que soy tuya y que me amas tengo en mis  pechos esa pequeña marca solo para ti visible solo porque tú pusiste sobre mis pechos tu dulce mirada guardo en mi piel el rastro de tus besos los besos soñados los besos robados los besos esperados los  besos que me hicieron tener dos pechos para ti formados y en ellos guardo tu marca tu tesoro tu decirme por gestos eres mía y en ellos puedes ver que soy tuya y muy tuya tuya en mis pechos y en mi corazón más tuya Maramor más tuya.

Por esas marcas tuyas sé que si Amargamor se te tragó yo haré que te destrague y que te me devuelva nos devuelva la una a la otra desde sus entrañas en las que te tiene a la luz en la qye te esperaré por todo el resto de mis días y saldrás y volverás a poner en mis pechos la marca dulce de nuestro bautismo la marca de tus labios y esa lengua con la que bendijiste mi vuelta de la muerte los dientes con los que rompiste las amarras del sueño mortal.

Sé  como hacerlo porque siempre lo supe y porque tú me diste la bendición de  la palabra el don de lenguas no sólo para caricias no solo para pasión entre tus ingles de seda en el rincón inflamado de tu intimidad total ese don para contar historias para mover  telares de palabras con las que rescatar por ejemplo a un amor tragadk por un monstruo llamado Amargamor.

Voy a contarte tantas mil y una o más historias como si aAmargamor fuera su destinataria sabrás que estoy contigo paea ti por ti mientras me oyes desgranar novelas y el monstruo entretenido no podrá devorarte dentro de sys entrañas estará su sangre destinada unicamente a regar el jardin de su placer y yo sabré vencer su deseo destructivo no querrá devorarte no querrá ni comer ni beber ni hacer digestiones solo estará para escuchar mis cuentos y tú me oirás  y te alimentarás de su interior de sus vísceras deberás sus fluidos resistirás allí dentro.

Yo seré la virgen que te amamantará con  leche de mis pechos qye son tuyos y esa leche de palabras te mantendrá despierta te dará confianza te permitirá completar con tus fuerzas las fuerzas de mi amor las fuerzas que ahora mismo pongo en juego y salgo de mi escondite y me visto de sedas de colores me calzo babuchas carmesís me perfumo con salvia y albahaca me unjo entera con aceites enloquecedores y busco a Amargamor allá donde se encuentre cueva o palacio ribera o cima o más allá de las nubes donde ya las estrellas dicen intermitentemente su Sí su No su Sí su No desde que murieron en las oscuridades de un ser omnipotente del qye nunca supieron el nombre ni el sentido de su existencia.
Qublat Qublat amor mío Maramor perdida Qublat no desesperes escucha soy tu Nadia y estaré contigo Qublat di tú también Qublat di tú también  Qublat Qublat y venceremos que así es el amor.

NADIAMILYUNA.5. AMARGAMOR

image

Amor mi Maramor gracias por tus fotos muchas gracias y al verlas me das oportunidad de hacerte una pregunta por que la tengo una pregunta importante: si tú quisieras vernos a las dos de alguna forma similar a estas fotografías por ejemplo estas dos que te reenvío ¿querrías que estuviéramos como en la primera o como en la segunda? Tu Nadia desea fervientemente sentirte unida conmigo como dos que se abrazan entre iguales para darse su amor pero a veces me veo arrodillada como en segunda foto y que así quieres verme  y que así tú disfrutas mientras yo disfruto dándote gusto besándote los pies como dije ayer al brujo no tengo orgullo y en el amor muchísimo menos no es eso lo que importa en el amor no hay nada imposible en el amor nada imperfecto nada rechazable nada punible nada imposible así que me puedes tener contigo como prefieras es solo por saberlo por saber qué te gusta para dártelo si es mujeres dándose amor abrazadas iguales yo más feliz por mí si es mujeres que una se somete para dar amor y así darse amor las dos yo más feliz por ti no es pregunta fácil no hay respuesta fácil creo que comprendes el fondo de su fondo que sabes tu respuesta y me la puedes decir ya sé que son fotografías que no somos  nosotras que no tienes por qué haberte visto así conmigo ni verte así ahora mismo ya sé que aprovecho esas fotos para preguntarte una cosa que va más allá de todas las fotos del mundo solo dime por favor si hubiera que elegir como te gustaría vernos como en la primera o como en la segunda y no vale decir que no nos ves en ninguna de las dos hay que elegir es un juego es mucho más que un juego y depende mucho de tu respuesta la historia futura de nuestro amor que no acabará ni por estas fotos ni por tu respuesta estoy tan enamorada de ti sé que tú lo estás de mí (o niégalo niégalo)  ayer me pareció que  lo dijiste y hoy sé que nuestro amor ha de buscar su forma de expresión sus muchas formas de expresiones diversas no solo en mis palabras y en las tuyas no solo en mis actos y  en los tuyos ha de buscarla creo en ese mundo intimísimo que cada una tiene en su más recóndito interior  y que por el amor dejamos que tú veas que yo vea que una y otra veamos y eso es felicidad de amor por favor dame respuesta y si es que aprovechas para negar que estés enamorada de mí que yo ayer entendí mal me lo dices también quererse un poco al menos quererme un poco exige mucho ya y yo te lo pido no te lo exijo yo beso tu pie y te pido yo te abrazo y te pido dime por favor qué haces tú.

Este mensaje te lo envié poco antes del desastre poco antes de la tormenta del tormento del final del buen tiempo del final de una Maramor que acaso ya no existe ahora en las tripas del monstruo Amargamor del fin de los amores felices de las complicidades femeninas de las tontas ilusiones de una joven que amaba (y ama) solo por amor solo por amor.

Ahora quedan las horas de una inquietud mortal de un susto tremendo que se me apodera:  esa mujer Amargamor, ¿qué hará de mí si consigue dar con mi escondite si me toma en sus manos si me mira con sus ojos de fuego esos ojos de agua en los que antes su Nadia sumergía su cuerpo y alma y vida y corazón con total confianza entregada entera sin defensas porque su defensa era precisamente tu amor su amor nuestro amor.