NADIAMILYUNO.9. DECLARACIONES

IMG_5558

 

 

 

 

 

 

 

He vuelto, Maramor, he vuelto y volveré volveré mil veces o las que hagan falta

para que salgas de las tripas de Amargamor para que veas la luz del amor y creas en ella

para siempre y ya no quieras mirar otra cosa ni otra cosa esté ante tu mirar.

He vuelto y vengo a seguir hablándote hacer escuchar mi voz en tus entrañas es mi tarea y mi dicha mi condena y mi misión

he vuelto a ella como vine antes muerta de miedo muerta de pesar muerta de todo y sin embargo viva

para contarte cosas dejar salir palabras por mi boca imaginar que me oyes

desde la profunda negrura de la panza de la bruja que se me adelantó.

Ahora sé que también hay que callar a veces por amor  hay que callar por dejar descansar por tantas cosas Maramor

hay que callar o una se hace a la idea de callar cuando parece o está claro te piden te hacen notar te prefieren callada en ese momento

y callas querrías hablar hablar sin horas ni orillas y querrías aún más escuchar y escuchar voces cariñosas voces que no se olvidan

tonos timbres y el aterciopelado cubridor encubridor de los susurros encubiertos velados

hay que dejar pasar la ocasión hay que saber cuándo parar callar dejar de escuchar colgar

y lo haces por el mismo amor por el que hablarías y dirías lo que llevas guardando ahí dentro lo que te hincha el pecho hasta reventarlo

y esas palabras que dirías te dejarían el cuerpo distendido el alma henchida la circulación de la sangre atemperada

ritmada fluida las cervicales relajadas la cabeza en el cielo fresca y lunática como la prefieres

te dormirías mecida en esas voces tuyas y suyas acogida en el silencio cómplice y serías feliz feliz feliz

sin mácula como deseas lo has deseado durante tantas horas de no poder hablar de no poder decir ni escuchar los únicos sonidos

que te sostienen en la red en la confianza en la esperanza en la ilusión en esa identidad que ha surgido de voces no solo de voces

no solo de voces sí de voces cuando han podido vocalizarse musitarse darse

hay que callar y hay que dejar callar por el amor a la voz más central más integral más verdadera de todas las voces

esa voz que no  tiene voz ni nombre ni apariencia ni sombra y es la voz que te dice que calles

es la voz que te dice que dejes callar a Maramor aunque gritarías gritarías gritarías

díme yo te digo dime no dejemos pasar la ocasión esta ocasión no volverá no habrá una otra ocasión nunca ya más

que es que sea ésta como las hubo ya otras y tampoco volvieron no volverán pensaste dudaste dejaste que pasaran al lado mismo

entre tambores y procesiones entre romeros tomillos al borde de un camino y junto a una ermita y tantas tantas otras

y hay que callar y colgar y quedarse las palabras dentro como plomo fundido y quedarse sorda de no haber oído las palabras

pétalos de rosa que tanto esperabas callas cuelgas amas con un amor crecido

y has crecido Nadia crece Nadia también cuando calla y no escucha

cuando cree tontamente que sin hablar se pierden las palabras irremediablemente

también es por la hora tardía la hora de los quebrantos bajo los silencios la hora de la gran virgen de la soledad.

 Te voy a decir ahora un poema o como quieras llamarlo una declaración de amor o como quieras llamarla

unas palabras que puedas conservar en tu memoria por favor consérvalas recuerda cada una de sus letras sus silencios

los blancos entre signos los blancos entre versos tenla siempre contigo en adelante

hazte con ella un ropaje ligero una gasa una túnica mágica una capa larga o un velo mejor incluso una prenda tan íntima

que se una sin más a tu piel y sea tú en ti misma una tú en  la que tu Nadia esté acariciando

cada milímetro de tu bello cuerpo templándolo cuando necesites templarlo enfriándolo cuando lo necesites enfriar.

Aquí abajo te dejo este poema para que lo comas como pan lo bebas como leche o como un té con esa menta

que tú tienes y todo el azúcar que te pueda dar yo.

Escúchalo ahora y escúchalo siempre Maramor estará recitándose sin fin dentro de la cueva

se irá repitiendo siempre que tú quieras se hará sonido manso de agua de fuentecilla que mana de las profundidades de la tierra

que son mis profundidades Maramor que son mis profundidades yo tu tierra tu tierra mullida

con el agua fresquita con los innumerables verdes de las plantas nacidas gracias al agua y a la tierra y a la luz y al viento

y también al oscuro moverse de los astros en las noches que tú puedes recordar porque has visto mil noches

en tus viajes tu vida esas noches en las que Maramor esparcía en el aire las semillas de su amor a Nadia

y así me llegaron tan lejos tan delicadamente preparadas para que nuestro amor germinase de nuevo

ya verás como todo lo malo se acaba como viene lo bueno

y lo bueno que siempre será ya el amor.

Tómalo: 

 

Si pudieras llevar a tu Nadia bolsa de mirra entre tus pechos

si pudieras llevarla flor de azahar entre tu pelo

dibujo de hena en tu tobillo

sé que de alguna manera me llevas un poco así solo para nosotras

solo en secreto

no hace falta nadie que testifique nada

solo tú y tu Nadia porque tú tú tú.

A quien beso las manos

y muy suavemente tus labios

mientras digo tu nombre

y me parece sentir en ellos

mi nombre palpitar.

 

NADIAMILYUNA. 8. MENSAJES DE AMOR

wpid-img_22971884779567.jpeg

[Aclaración muy necesaria de la narradora: la anterior entrega, la 7 del  “Silencio”  ha de comprenderse como  un mal sueño de Nadia o de Maramor,  o de las dos, una tentación  a no creer en el amor que se tienen ambas , el efecto del  veneno que Amargamor secreta por todos sus poros y difunde con su aliento y que les afecta como afecta siempre a quienes se quieren porque Amargamor acecha siempre los valles y colinas a la busca de amantes para destrozar los hilos que las unen. A veces lo consigue y a veces no.  Esta novela precisamente quiere mostrar que a veces lo consigue y a veces no.  Por eso no hay manera de saber  el resultado de la infame labor de Amargamor en el amor de Nadia y Maramor  hasta que no haya acabado el relato los relatos las vueltas y revueltas que han de dar dos amantes para vencer  a las fuerzas del desamor y ver en los cielos la constelación que las representa unidas para siempre allí y aquí en la felicidad y en el dolor ].

Vine a buscarte aquella oscura noche cargada de palabras historias un repertorio largo para muchas noches de contar y contar y así salvarte del monstruo ese Amargamor y volverte a la vida tu vida nuestra vida y encontré que no estaba la bruja donde había estado y la busqué  y la busqué y al final de mucho andar ya hundida en las arenas con todo el peso de tantas historias di con ella. Y de repente aquel monstruo surgió ante mis ojos sus espaldas tan negras su  pelos tan hirsutos y ese olor ese olor de fondos de pozos envenenados  un olor que me mareaba y de repente todo ese corpachón se estremeció y Amargamor giró su cabezota y me miró, Maramor, ¡me miró!

Un susto mortal el pecho sin aire y no lograba que  volviese a entrar vida en mi pecho se me desmadejó todo el cuerpo la visión se me descompuso en miles de visiones del rojo sanguinolento de aquellos ojos más que monstruosos eran humanos de tan monstruosos y monstruosos de tan humanos que eran ésa era su fuerza y su maldición y  con esos ojos en los míos aún grabados la carga de historias el rescate acumulado que llevaba conmigo se me fue de la mano se deslizó en la oscuridad aquella brujeril oscuridad abajo de lodo y malas hierbas y aguas pestilentes y solo tuve manos cabeza corazón para buscar a tientas una por una y encontrarlas guardarlas mis historias las que te llevaba y no dejar ni un rastro y desaparecer.

Pero soy tu Nadia, Maramor, soy aquella niña que sé que tú amaste  tan intensa y felizmente y aunque del gran susto mis veinte años se hicieron ceniza sobre mi lengua me los fui tragando de uno en uno hasta llegar a esos once años a esos once años que tenía cuando te conocí como eras entonces cómo me querías aquellas miradas aquellas sonrisas aquellas manos aquellos ojos solo para mí recuperé tu presencia y tu figura y con ellas  mi fe. Y entonces de repente florecieron entre mis carrillos y sobre mi lengua aquellos tus once años con todos sus ojos, manos, sonrisas, palabras, aquellos mis once bellos añorados años y los tuyos y con ellos la historia maravillosa de nuestro amor. Supe tan luminosamente que tú eras la niña que me amó los labios tuyos de aquel  verano  esos que no sé cómo me parecieron dos maderos resecos en los que me querías crucificar de los que huí de aquella pesadilla  huí  porque no era sino una pesadilla de miedo  de descreimiento de desfallecimiento de no saber saber  porque hay que saber saber cuando se ama y nunca olvidar lo que se supo y entonces florecen los recuerdos limpios luminosas estrellas en el paladar  titilantes dulces manjares infinitos la paz la paz la paz.

Para dar contigo había ido a ese lugar de horror y no me iría para rescatarte había salido y no volvería sin ti sola te había buscado y no regresaría si no era de tu mano tu mano en la mía y la mía en la tuya que sintieras recordaras renacieras a lo que nunca murió entre las dos. Y para comenzar enseguida mi tarea me pareció mejor dejar historias largas para otras ocasiones y comenzar recordando mensajes que te fui enviando durante tanto tiempo con la fe sin mancha de que algún día los recibirías y ahora mismo voy a leerte bajito bajito un mensaje de ellos si los leíste hace años lo reconocerás y si no te llego sabrás que no puede ser sino un mensaje de tu amiga más amiga Nadia de tu Nadia enamorada tan enamorada todavía como cuando uno de aquellos días de hace años escribí este poemilla para ti sólo para ti:

De tanto esperar

El mar

Me ha regalado su espuma.

Nadia es una.

Maramor siempre más:

miles de mares en bruma.

¿Y te llegó este otro mensaje? Ahora te concentras y lo eschuchas.

Tu Nadia espera noticias como vientecillos que cambian el día las horas el instante noticias de su Maramor de sus olas espumas espacios subacuáticos arenas piedrecillas peces caminos de agua corrientes algas medusas pulpos ballenatos atunes y delfines y noticias gaviotas y noticias destellos de faros y noticias sonoras en la oscuridad tu Nadia vive cada segundo brújula perdida y astrolabio incesante allí en el horizonte del horizonte dónde Maramor dónde sus ojos verdes su salitre sus labios dónde la sima de sus manos las mareas brillantes las idas y venidas y esas confesiones a la luz de los astros lejanos y ese mirar de  mirar de muy mirar a veces solo a veces porque Maramor esconde su mirar en mirares de mares de fábula de invención de dibujos y Nadia se fija todo el rato en los horizontes porque son horizontes en las puntas de rocas pinchudas y bajo el suave encanto de las piedras redondas en los tallos dulces de los juncos en la esencia floral de los silencios del habla y de los ojos y de las manos de su Maramor que se las da y entonces Nadia siente su barquichuela del pecho gemir las dentelladas del sol los deslizamientos de las placas tectónicas del mundo mar de Maramor las profundas estirpes magmáticas de su amada y en tus noticias esperadas siente la vida que no atrapa la vida que libera la vida que quisiera ya siempre más y más su vida y tu vida y para qué decir más pero te diré te diré mucho más.

No te preocupes, Maramor, tengo más mensajes cientos de mensajes que escribí para ti con ellos irá creciendo en tu corazón ese beso que esperas para liberarte de la pesadilla de Amoramorte  si es tu pesadilla y si es mi pesadilla para liberarme a mí. Ya verás lo veremos  ya verás.

NADIAMILYUNA.7. SILENCIO

wpid-images-b.jpg.jpeg

Hay novelas que pueden malograrse Maramoramargamor y esta novela que nació para tí cuando eras Maramor ya no puede vivir para ti con esa excrecencia nefasta en tu nombre no tiene sentido desde lo que pasó ayer mismo y que tú no sabes te lo voy a decir.

Vine cargada de palabras historias un repertorio largo para muchas noches de contar y contar y así salvarte de Amargamor y volverte a la vida tu vida nuestra vida y encontré que no estaba la bruja y la busqué y al final de mucho andar con todo el peso de tantas historias di con ella pero di contigo estabais hablando frente a un gran espejo quién era ella quién eras tú estabais hablando y os reíais tanto era un reir de tormenta de risas y eras tú quien reias como tú y eras tú quien reías como ella érais la misma con la misma risa.

¿Y de qué os reíais? quise saber y bien pronto lo supe cómo duele el saber cómo hiere de muerte y cómo deja inerme y vencida muerta ya como las dos vosotras dos decíais que estaba y era verdad y eso qué risa os daba qué placer a un lado y otro del espejo parecía romperse a carcajadas y yo allí quieta calladica muriédome de saber que tú te reías de mi te reías con aquella bruja os reíais del amor de toda nuestra vida recién comenzada recomenzada después de tantos años de buscarte ¡Qué tontada! decías Qué tontada y Qué y Qué tantas veces decías y las risas y cada uno de esos Qué se clavaba en mi corazón. Y mis veinte años se hicieron ceniza sobre mi lengua y me los fui tragando de uno en uno hata llegar a esos once años cuando te conocí como eras entonces como me querías aquellas miradas aquellas sonrisar aquellas manos aquellos ojos solo para mi. Y entonces de un bocado tragué también mis once bellos añorados años y con ellos la historia de nuestro amor.

Lo supe todo esa mala noche de ayer lo supe todo érais de lo más amigas desde siempre tú y ella érais tú misma en el espejo cuando no sabías que te veía yo desde cuándo vivíais en vuestras carcajadas qué sé yo.

Y la carga de historias el rescate acumulado que llevaba conmigo se me fue de la mano se deslizó en la oscuridad aquella brujeril oscuridad de lodo y malas hierbas vuestra y solo tuve manos cabeza corazón para buscar a tientas una por una y encontrarlas guardarlas no dejar ni un rastro y desaparecer.

Por eso  tal vez sea mejor dejar estar esta novela callarse tú Amargamor no vas a devolverme a mi amor mi Maramor la devoraste antes de que mis historias pudieran salvarla porque te hiciste con ella te la hiciste tuya te apropiaste de su alma del querer y la llenaste de tu no querer de tu miedo a querer de tu superstición tu rigidez tu Espía la mortaja con la que cubriste  cuerpo tu alma tus sentidos y tus  sentimientos no eres Amargamor distinta sino la forma Maramor de vivir solo Mar de vivir tu necedad tu rabia encapsulada tu renuncia y yo no soy tu Nadia esa Nadia que fui que comenzó a escribirte la historia del amor que por entonces imaginaba nuestro amor qué iba a revelarme tu secreto si túeras opaca y callada si tu sonrisa era de alambre y tu mirada no miraba mi mirar y por eso tu nombre Maramor el nombre que te puse crei que contenía las dos almas de tu alma la de la vida y la de la muerte  la del pasado y la del  futuro un futuro que con mis palabras yo quise ser yo tu futuro qué tonta idea qué ilusión más boba no me extraña nada ya que te rieras de mí.

Por eso agosto puede ser el momento de callar la novela y encerrarla en una cajita enterrarla en un ataúd aún blanco ataúd infantil no dejarla crecer por eso agosto puede ser el momento de no ser Nadia para ti que no eres nadie por más que pretendieras hacérmelo creer por así entretenerte a mí que me retiro con mis milyuna y mi Nadia para otra ocasión otra mujer para una que sí que sí que sí no para una que no que no que no.

Pasará el mes de agosto el de septiembre y otros meses pasarán otras vidas otros amores acaso pasarán y si hay más suerte serán amor amor sin tejemanejes sin pudibundeces sin falsas fantasías sin pizca de convicción sin esa fuerza que hay que pedirle siempre siempre a un amor que sea de verdad amor no una forma de pasar el rato yo ya sé de tu forma de noamar de amarmatandoamor de tu máscara de piel lavada y mentón tenso esa máscara dispuesta para ocultar tú sabrás qué ocultar.

Aquí dejo mi foto mi bandera mi personal declaración de libertad de cuerpo libertad del alma destino personal sin trabas ni tapujos te la dejo mírala Mar mírala pero no la verás cómo vas a verla tú que fuiste Maramor y malamor y Amargamor y siempre matamor que fuiste quien me la encontró quien jugó a verme como nadie veía qué cámara era ésa que tesoro lleno de tesoros que tú tienes guardados y que sin embargo nunca fueron no serán para tí voyeur tú sin más voyeur sin confianza voyeur sin compromiso cómo vas a recibir novelas quédate mejor en esas tripas tuyas de Amargamor tu yo que amargatodo besos miradas palabras recuerdos proyectos ya no quiero que salgas no hay salida ya saliste y eras tú no hay quien te retenga tú misma te tragaste de un bocado de malamor antes de que pudiera sucederte la tremenda temida la que siempre temerás tormenta del amor.

Y sin amor no hay novela no hay milyuna para qué la cuenta los cuentos el contar sin ese amor no hay Nadia ni nadie que acaso unos minutos de una noche fueron perla fueron susurros fueron aliento fueron lenguas extrañas fabulosamente caligrafiadas enséñame una mínima señal de amor en tu piel si es tu piel lo que cubre tus huesos y puede que pasados los agostos septiembres otros años teja palabras historias novelas de amor no para ti sí para que las leas aunque como tú lees todo sin darte tiempo a mirarte las letras que han quedado grabadas en tu corazón.

Por ahora pero ahora para ahora mejor mucho mejor el silencio. El silencio. El silencio. Y nada de qublat ni en el silencio ni entre dos silencios esos qublat sin alma ni destino en medio de tus labios si fueron labios no labios como los del poema que escribí para ti cuando creía que tú eras la niña que me amó los labios tuyos de ahora son dos maderos resecos en los que muy pronto me quisiste crucificar. Pero escapé.

Pues así acaba con el siete miluno con un siete muy breve ridículo miluno con esa brevedad que algunas historetas tienen que acabar para no malograr verdaderas novelas concebidas para otro destino. Te has quedado sin novela por tu malamor. Esto quiere decir que es The end o sea el Fin.

NADIAMILYUNA.6. RESCATE

image

Tengo en mis pechos la marca de tus labios de tus labios que dicen dicen Nadia tengo una marca dulce en cada uno por la que sé que soy tuya y que me amas tengo en mis  pechos esa pequeña marca solo para ti visible solo porque tú pusiste sobre mis pechos tu dulce mirada guardo en mi piel el rastro de tus besos los besos soñados los besos robados los besos esperados los  besos que me hicieron tener dos pechos para ti formados y en ellos guardo tu marca tu tesoro tu decirme por gestos eres mía y en ellos puedes ver que soy tuya y muy tuya tuya en mis pechos y en mi corazón más tuya Maramor más tuya.

Por esas marcas tuyas sé que si Amargamor se te tragó yo haré que te destrague y que te me devuelva nos devuelva la una a la otra desde sus entrañas en las que te tiene a la luz en la qye te esperaré por todo el resto de mis días y saldrás y volverás a poner en mis pechos la marca dulce de nuestro bautismo la marca de tus labios y esa lengua con la que bendijiste mi vuelta de la muerte los dientes con los que rompiste las amarras del sueño mortal.

Sé  como hacerlo porque siempre lo supe y porque tú me diste la bendición de  la palabra el don de lenguas no sólo para caricias no solo para pasión entre tus ingles de seda en el rincón inflamado de tu intimidad total ese don para contar historias para mover  telares de palabras con las que rescatar por ejemplo a un amor tragadk por un monstruo llamado Amargamor.

Voy a contarte tantas mil y una o más historias como si aAmargamor fuera su destinataria sabrás que estoy contigo paea ti por ti mientras me oyes desgranar novelas y el monstruo entretenido no podrá devorarte dentro de sys entrañas estará su sangre destinada unicamente a regar el jardin de su placer y yo sabré vencer su deseo destructivo no querrá devorarte no querrá ni comer ni beber ni hacer digestiones solo estará para escuchar mis cuentos y tú me oirás  y te alimentarás de su interior de sus vísceras deberás sus fluidos resistirás allí dentro.

Yo seré la virgen que te amamantará con  leche de mis pechos qye son tuyos y esa leche de palabras te mantendrá despierta te dará confianza te permitirá completar con tus fuerzas las fuerzas de mi amor las fuerzas que ahora mismo pongo en juego y salgo de mi escondite y me visto de sedas de colores me calzo babuchas carmesís me perfumo con salvia y albahaca me unjo entera con aceites enloquecedores y busco a Amargamor allá donde se encuentre cueva o palacio ribera o cima o más allá de las nubes donde ya las estrellas dicen intermitentemente su Sí su No su Sí su No desde que murieron en las oscuridades de un ser omnipotente del qye nunca supieron el nombre ni el sentido de su existencia.
Qublat Qublat amor mío Maramor perdida Qublat no desesperes escucha soy tu Nadia y estaré contigo Qublat di tú también Qublat di tú también  Qublat Qublat y venceremos que así es el amor.

NADIAMILYUNA.5. AMARGAMOR

image

Amor mi Maramor gracias por tus fotos muchas gracias y al verlas me das oportunidad de hacerte una pregunta por que la tengo una pregunta importante: si tú quisieras vernos a las dos de alguna forma similar a estas fotografías por ejemplo estas dos que te reenvío ¿querrías que estuviéramos como en la primera o como en la segunda? Tu Nadia desea fervientemente sentirte unida conmigo como dos que se abrazan entre iguales para darse su amor pero a veces me veo arrodillada como en segunda foto y que así quieres verme  y que así tú disfrutas mientras yo disfruto dándote gusto besándote los pies como dije ayer al brujo no tengo orgullo y en el amor muchísimo menos no es eso lo que importa en el amor no hay nada imposible en el amor nada imperfecto nada rechazable nada punible nada imposible así que me puedes tener contigo como prefieras es solo por saberlo por saber qué te gusta para dártelo si es mujeres dándose amor abrazadas iguales yo más feliz por mí si es mujeres que una se somete para dar amor y así darse amor las dos yo más feliz por ti no es pregunta fácil no hay respuesta fácil creo que comprendes el fondo de su fondo que sabes tu respuesta y me la puedes decir ya sé que son fotografías que no somos  nosotras que no tienes por qué haberte visto así conmigo ni verte así ahora mismo ya sé que aprovecho esas fotos para preguntarte una cosa que va más allá de todas las fotos del mundo solo dime por favor si hubiera que elegir como te gustaría vernos como en la primera o como en la segunda y no vale decir que no nos ves en ninguna de las dos hay que elegir es un juego es mucho más que un juego y depende mucho de tu respuesta la historia futura de nuestro amor que no acabará ni por estas fotos ni por tu respuesta estoy tan enamorada de ti sé que tú lo estás de mí (o niégalo niégalo)  ayer me pareció que  lo dijiste y hoy sé que nuestro amor ha de buscar su forma de expresión sus muchas formas de expresiones diversas no solo en mis palabras y en las tuyas no solo en mis actos y  en los tuyos ha de buscarla creo en ese mundo intimísimo que cada una tiene en su más recóndito interior  y que por el amor dejamos que tú veas que yo vea que una y otra veamos y eso es felicidad de amor por favor dame respuesta y si es que aprovechas para negar que estés enamorada de mí que yo ayer entendí mal me lo dices también quererse un poco al menos quererme un poco exige mucho ya y yo te lo pido no te lo exijo yo beso tu pie y te pido yo te abrazo y te pido dime por favor qué haces tú.

Este mensaje te lo envié poco antes del desastre poco antes de la tormenta del tormento del final del buen tiempo del final de una Maramor que acaso ya no existe ahora en las tripas del monstruo Amargamor del fin de los amores felices de las complicidades femeninas de las tontas ilusiones de una joven que amaba (y ama) solo por amor solo por amor.

Ahora quedan las horas de una inquietud mortal de un susto tremendo que se me apodera:  esa mujer Amargamor, ¿qué hará de mí si consigue dar con mi escondite si me toma en sus manos si me mira con sus ojos de fuego esos ojos de agua en los que antes su Nadia sumergía su cuerpo y alma y vida y corazón con total confianza entregada entera sin defensas porque su defensa era precisamente tu amor su amor nuestro amor.